Histórico del Hospital de Jaca

HISTÓRICO DEL HOSPITAL DE JACA

(Datos extraídos del libro de J. P. Juanín Esteban “ Dos siglos de la asistencia sanitaria en Jaca”)

ALTA EDAD MEDIA

La existencia de hospitales en Jaca se inicia en la alta edad media ligados a los pasos pirenaicos, común con otros valles, incrementada por la “facilidad” del paso del Somport, Sumo portu, que daría origen a uno de los dos ramales principales por los que el camino jacobeo se introducía en la península Ibérica.

Del primer hospital que se tiene constancia fue del de San Andrés de la Salud situado a la entrada de Jaca desde Francia, topónimo actual árbol de la Salud, del que se tiene constancia en el año 1115, se cree que desapareció por un incendio en el año 1395. Pronto se añadieron otros establecimientos destinados a la asistencia de pobres y enfermos como el hospital San Juan Bautista, en la zona de la actual calle Bellido. Hubo otro hospital llamado del Santo Espíritu en la actual plaza de San Pedro, ya existía en 1084.

Con motivo del paso por Jaca del que sería San francisco de Asís se funda un convento de franciscanas con casa de salud e iglesia, situadas en el solar del actual Gran Hotel.

EDAD MODERNA

En 1540 se unen los dos hospitales intramuros el del Espíritu Santo, dependiente del cabildo, y el de San Juan Bautista, municipal, construyendo uno de nueva planta en un solar del ayuntamiento. En 1599 se tiene noticia que este nuevo hospital se encuentra bien dotado y que acudían enfermos pobres, desvalidos y ricos corriendo el ayuntamiento con los gastos de los que no los podía sufragar.

En el siglo XVIII el hospital del Santo Espíritu y San Juan Bautista se transforma en hospital cívico militar corriendo sus gastos a partes iguales por el ejército y el ayuntamiento. Este centro hospitalario cumplió numerosos servicios en los dos siguientes siglos especialmente en las guerras napoleónicas con la ocupación de Jaca desde 1809 hasta 1814.

1900- 1989

La última etapa del hospital secular terminaría después de 500 años de servicio. Hasta el año 1904 había sido regido por la Junta Provincial de Beneficencia la cual le transmitía al Ayuntamiento de Jaca esa responsabilidad con la obligación de formar presupuesto y rendir cuentas cada año, siendo así el único responsable.

En 1955 se acometen importantes reformas para las cuales se solicita la participación del ejército. Es la época en la que la sanidad se socializa por lo que se establecen conciertos con Muface, Adeslas, Maz, Igualatorio Médico, Seguro escolar y con la misma Seguridad Social solo para servicio maternal. En la actualidad el edificio que albergaba este histórico hospital está catalogado y puede admirarse su fachada en el barrio de San Ginés, entre las calles Conde Aznar y Hospital.

EL HOSPITAL ACTUAL

Dado que la economía de estos valles deriva al sector turístico y servicios, en los años ochenta se piensa en sustituir el antiguo hospital del siglo XVI por otro moderno. Tras varios años de estar construido pero cerrado se inaugura en 1989. Para dotarlo de facultativos se concentran los especialistas del ejército, algunos del ejercicio libre de la profesión incluso los de un centro médico privado y de nueva contratación, así como numeroso personal auxiliar y de enfermería.

Pronto se demuestra que un ayuntamiento como el de Jaca no puede con el peso presupuestario del nuevo centro sanitario. En el 1995 la dirección provincial de Huesca de la Seguridad Social decide trasladar a los especialistas de su centro de especialidades de Jaca al nuevo hospital de Jaca. Este personal sanitario sigue siendo de la Seguridad Social pero su lugar de trabajo será en lo sucesivo el Hospital de Jaca. Además de ubicarse en el hospital “arrastran” con ello el área geográfica que tienen asignada como referencia y que es asumida por el hospital y la propia Seguridad Social.

La sanidad militar retira sus facultativos destinados en Jaca como consecuencia de su restructuración al convertirse en un ejército profesional, lo que agrava la asistencia al perder facultativos cuya carga económica corría a cargo del Ministerio de Defensa. Las dificultades económicas fuerzan al ayuntamiento de Jaca a implicar en la carga presupuestaria a la Diputación Provincial y Diputación General de Aragón. Tras unos años de estancamiento y falta de claros objetivos se crea el Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución (CASAR) dependiente de los presupuestos de la DGA el cual remodela las instalaciones del hospital con un coste superior a las ocho millones de euros y añade nuevas consultas de especialidades que desplaza entre los centros del CASAR. La crisis económica y el carecer de claros objetivos de nuevo sumen al Hospital de Jaca en una nueva crisis para la que se piensa que la solución es que sea absorbido por la red pública de hospitales del Salud, así consta en todos los programas políticos de todas las fuerzas que concurren en la últimas citas electorales municipales.

El día uno de enero del 2015 deja de existir el CASAR y el hospital de Jaca ya forma parte de la red pública de hospitales de Aragón quedando incluido en los hospitales del Salud.

Comentarios