De las 108.000 infracciones de tráfico en la provincia, 88.000 por exceso de velocidad

RADAR radar control velocidad carretera Ayerbe

Las multas por exceso de velocidad en las carreteras de la provincia han pasado de 60.671 en 2014 a 88.000 en el pasado año 2015. Un espectacular aumento respecto a los últimos años donde la tendencia era a la baja. De las 108.000 denuncias totales tramitadas por la Jefatura Provincial de Tráfico, 88.000 corresponden a velocidad excesiva y le siguen otros conceptos como no identificar al conductor tras una sanción con 1.300, circular sin cinturón 1.275 y hablar por el móvil 1.116.

Sin duda llama la atención el incremento de denuncias, tanto en los radares fijos como móviles. En los primeros se han registrado 56.000 sanciones y en los segundos 32.000. El aumento principalmente se produce en los fijos donde en 2014 se contabilizaron 11.770 multas por las 56.300 de 2015.

El cinemómetro más sancionador ha sido el de la N-240 en dirección a Huesca en la carretera de Sietámo con 24.241 infracciones detectadas. Le siguen el de salida de la capital en dirección a Tierz con 11.000. La tercera posición se la lleva el radar instalado en Escarrilla con 6.600 y el de la N-230 en Benabarre con 5.100. Curiosa circunstancia que el que se encuentra en la A-23 en la entrada de Huesca no ha contabilizado ningún exceso de velocidad, en el periodo que se encuentra operativo en esta carretera.

Las causas que se atribuyen a este aumento son varias y es que aunque el incremento de circulación no es muy importante, sí que se ha variado el margen de tolerancia en los radares y además ahora también se diferencia el tipo de vehículo y la velocidad a la que tiene que circular por esa vía, si se comente una infracción. Causas que han propiciado el aumento de sanciones.

La DGT tiene en la provincia de Huesca 20 cabinas de radares fijos de los que 19 están colocados en vías convencionales y uno en autovía. De ellos 10 son los que están en funcionamiento permanente y que van rotando por diferentes puntos de la red viaria altoaragonesa.

Comentarios