El Salud podrá retrasar la jubilación de médicos de especialidades deficitarias

El Consejo de Gobierno ha acordado autorizar al Servicio Aragonés de Salud la prolongación de la permanencia en el servicio activo de los facultativos que así lo soliciten, de las siguientes seis especialidades: Anatomía Patológica, Anestesiología y Reanimación, Cardiología, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Obstetricia y Ginecología y Radiodiagnóstico.

A raíz de casos como los del hospital de Jaca, que en la actualidad se encuentra sin atención a partos por falta de ginecólogo, los grupos políticos en las Cortes han comenzado a pedir soluciones tanto para este centro hospitalario como para otras plazas de médicos que están sin cubrir. El consejero de Sanidad reconoció la dificultad para cubrir algunas plazas y ya habló de la posibilidad de paralizar la jubilación obligatoria a los 65 para paliar el problema, una medida que ahora se concreta con este acuerdo del Consejo de Gobierno.

El Servicio Aragonés de Salud está elaborando un nuevo Plan de Recursos Humanos en el que se recogen todos los aspectos de planificación respecto a las plantillas de los servicios públicos sanitarios aragoneses. Sin embargo, mientras éste se finaliza, considera necesario, para garantizar el servicio, autorizar excepcionalmente la tramitación de los expedientes de prolongación del servicio activo en las especialidades deficitarias. Estos expedientes tendrán una duración inicial de un año, pudiendo posteriormente ser revisados.

El Servicio Aragonés de Salud ha determinado que, actualmente, en los hospitales de la Comunidad Autónoma existen 62 plazas de facultativos de las seis especialidades consideradas cuya cobertura resulta extremadamente difícil. Recientemente el Diario digital radiohuesca.com publicaba los datos aportados por el Departamento en relación a la provincia de Huesca y ascendían a 22 plazas de médico sin cubrir en la provincia por estas causas. La estimación que ha realizado el Organismo Autónomo, incluyendo la previsión de jubilaciones reglamentarias y la contratación de médicos residentes que finalizan su período formativo en los próximos dos años, concluye con un déficit de 50 especialistas en 2016 y otros 28 en 2017.

Ante esta situación, se hace preciso articular un sistema que permita, en las citadas categorías profesionales y deficitarias, prolongar el servicio activo de los profesionales que así lo pudieran solicitar.

Comentarios