Sallent apoya a los refugiados en Europa

El Grupo Municipal de CHA en el Ayuntamiento de Sallent de Gállego ha registrado una moción para su debate y votación en el pleno municipal del martes día 12 para apoyar a los refugiados en Europa.

En su exposición de motivos, la moción señala que la llegada a las costas europeas de miles de personas escapando de la guerra de Siria y de zonas de conflictos en Iraq, en Libia, en Afganistán, en Eritrea y en otros países, necesita de una respuesta colectiva y compartida para acoger, atender y respetar los derechos básicos de todas aquellas personas que llegan a Europa. Además de para darles el cobijo, la seguridad, el calor y los servicios básicos que les correspondan, mientras no puedan retornar libremente y seguros a sus respectivos lugares de origen.

La concejala sallentina de esta formación, Marta Carrés insiste en rechazar "la actitud de los Estados que hasta ahora han incumplido los compromisos adquiridos y las más elementales obligaciones de aplicación de los acuerdos internacionales sobre el respeto de los Derechos Humanos y al Derecho de Asilo reconocido universalmente".

De este modo en la parte dispositiva de la moción presentada por CHA, se propone adoptar una serie de acuerdos instando al Gobierno de España a emplazar, desde el ámbito de sus responsabilidades, tanto al Consejo Europeo como a la Comisión Europea, a abrir un programa, de aplicación inmediata, que se convierta en un auténtico “plan de acogida”, con concreción de cantidad, recursos y capacidades que se ponen a disposición.

Dirigirse a los Estados miembros de la Unión Europea, que en lugar de ceder a las presiones de los sectores que actúan desde la xenofobia y el rechazo, acepten y compartan la solidaridad expresada por la mayoría ciudadana a favor de una respuesta humanitaria a la altura de los valores europeos.

Adoptar las medidas de urgencia necesarias para favorecer la atención de las personas en situación de tránsito, en lo relativo a su seguridad, su salud y su bienestar. Promover y cooperar, en las acciones diplomáticas, que se trabaje por la pacificación de la zona a fin de que se creen las condiciones adecuadas para el retorno voluntario de estos ciudadanos.

Demandar a los organismos europeos la exigencia de libertad y democracia que en cualquier caso debe mantenerse en los acuerdos bilaterales que se puedan alcanzar con Turquía o con otros países. Y el reclamar a la Comisión Europea la necesidad de garantizar que las zonas que sufren más presión, y especialmente Grecia y Turquía, dispongan del apoyo técnico y los recursos económicos necesarios.

Comentarios