En la capital oscense se estima que hay 1.500 gitanos. Este viernes conmemoran su Día Internacional

Este viernes se conmemora el Día Internacional del Pueblo Gitano. En Huesca se hará la ceremonia del río, en el Isuela a las 11, y habrá un encuentro intercultural de familias, de 17 a 19, en el Solar de la antigua cárcel, en el Perpetuo Socorro. Esta celebración recuerda el Primer Congreso Internacional Gitano celebrado ese mismo día en 1971 en Londres, en el que se instituyeron la bandera y el himno gitanos. Hay una estimación de 1.500 personas de raza gitana en la capital oscense, y 21.000 en todo Aragón.

En el puente del río Isuela, en el parque Universidad, frente al Hospital Provincial y la Escuela Oficial de Idiomas, se leerá a las 11 un manifiesto institucional sobre este día. Además se lanzarán claveles al río en memoria de los gitanos víctimas del holocausto y las persecuciones.

Ya por la tarde, de 17 a 19 horas, habrá un encuentro intercultural de familias, en el solar de la antigua cárcel, en el barrio del Perpetuo Socorro, con una chocolatada popular, y juegos tradicionales para jóvenes y niños.

Los gitanos y gitanas conmemoran esta fecha, a la que cada vez más deben, aseguaran, sumarse las instituciones y el conjunto de la sociedad, reconociendo a la comunidad gitana como parte de nuestra ciudadanía, recordando su historia, valorando sus aportaciones a la construcción de nuestra sociedad y exigiendo la garantía del derecho a la igualdad. Según los datos más recientes, la comunidad gitana en La Comunidad de Aragón, formada por unas 21.000 personas, es uno de los grupos de población que más ha sufrido la desigualdad, 3 de cada 4 personas gitanas se encuentran en situación de exclusión social, 54% de ellas en exclusión severa, lo que supone cinco veces más que el resto de la sociedad.

Desde los poderes públicos tienen la responsabilidad de promover medidas que reduzcan la desigualdad que afecta a las personas gitanas, especialmente en el ámbito educativo, tan importante para la igualdad de oportunidades de las futuras generaciones; tenemos la responsabilidad de combatir la imagen social negativa y estereotipada de la comunidad gitana, tan arraigada en nuestra sociedad, visibilizando la pluralidad y diversidad existente dentro del pueblo gitano; tenemos la responsabilidad de favorecer la participación activa de gitanos y de gitanas en todos los ámbitos y espacios de nuestra sociedad; y finalmente, tenemos la responsabilidad de luchar contra la discriminación y el creciente antigitanismo en nuestra sociedad, que limita el desarrollo personal y profesional de las gitanas y gitanos, atenta contra la dignidad de las personas y vulnera derechos fundamentales.

Comentarios