Leo Franco: ‘Te juegas todo y hay que ser mentalmente fuertes”

Leo Franco, portero SD Huesca entrenamiento

La SD Huesca sigue preparando el partido ante el Nástic del domingo, un equipo que llega con 12 jornadas sin perder y que no conoce la derrota fuera de su estadio desde el 13 de diciembre que perdió en Leganés. Números que contrastan con los de los de Anquela que llevan cuatro derrotas seguidas y están pasando por un complicado momento. Además hay que añadir las bajas que obligan al técnico a tener que buscar soluciones, sobre todo en defensa. No están por sanción Iñigo López, Carlos David y Bambock, mientras que Arruabarrena sigue entre algodones. La buena noticia es la incorporación al grupo de Christian y Aguilera.

Audio sin título

Por otro lado el portero argentino Leo Franco confirmaba que todavía no podrá estar para este encuentro después de la lesión que sufrió ante el Valladolid, hace un mes. Leo analizaba la situación bajo su experiencia e indicaba que ‘quedan diez jornadas que se viven intensamente’ y que ‘cada partido es una película entera, totalmente diferente’.

Leo Franco señala también que ‘hay que estar preparados mentalmente que es la parte fundamental de esta etapa’. Para el portero físicamente no se puede mejorar y ahora es muy importante saber lo que se está jugando el equipo y afrontarlo así, con una buena dosis de fortaleza mental.

El calendario no es fácil y ante rivales de la parte alta, aunque eso da igual a estas alturas y es que ‘está todo tan igualado que no puedes predecir nada, por suerte ahora es mejor así’. Es una fase en la que ‘te juegas todo y hay que ser mentalmente fuertes y cada oportunidad es única’.

No es una situación fácil, pero tiene claro que ‘no estamos haciendo las cosas futbolísticamente tan mal’, en alusión a lo que dicen los resultados últimamente. Mantener la puerta a cero es clave en estas jornadas que restan y eso ‘es de todo el equipo’, decía el argentino

Leo Franco se está perdiendo muchos partidos por lesión y no oculta en su explicación que el DNI y sus 38 años es la respuesta y es que ‘yo ya lo sabía. Mi cuerpo no es igual que cuando tenía 20 años’ y lo comparaba con los kilómetros de los coches y su desgaste, dejando claro que ‘intento con mi mayor profesionalidad estar la mayor cantidad de partidos’ y tiene claro que ‘tengo 38 años es una realidad’.

En este aspecto defendía a su compañero Whallye y es que el debate sobre la portería y su aportación está sobre la mesa en esta temporada donde se esperaba más. Lo considera como uno de los porteros con más futuro y cree que su actuación está siendo ‘correcta’.

Comentarios