Fernando Cerro, con una estrella Michelín, protagoniza el sexto taller de Gastronomía

Fernando Cerro, un especialista en la alta cocina vegetal, protagoniza este lunes el sexto taller de gastronomía de los que viene organizando la Asociación de Hostelería de la provincia de Huesca y la Escuela de Hostelería San Lorenzo. Fernando del Cerro ha desarrollado su trayectoria profesional en Casa José (Aranjuez), donde ha conseguido convertir el antiguo mesón de su familia en un local de referencia en el ámbito de la gastronomía, y que posee una estrella Michelín. Chef especializado en alta cocina vegetal, en el año 2015 se trasladó a Madrid para ponerse al frente de la cocina del Restaurante Lavinia, de Madrid.

Nacido en 1970, Fernando del Cerro empezó a construir su ideario gastronómico desde su infancia, cuando acompañaba a sus padres al mercado de Aranjuez, tratando día a día con los agricultores para abastecer la despensa del restaurante familiar, Casa José.

Su pasión por el universo vegetal y los productos de proximidad, se hizo evidente a partir del año 2002, cuando asumió la responsabilidad en la cocina de Casa José, tras adquirir experiencia en el hotel Palace de Madrid y realizar prácticas en Arzak.

Desde entonces, Del Cerro se ha convertido en una referencia entre los cocineros españoles que han hecho del buen trato a los productos de la huerta y la estacionalidad sus señas de identidad. Esto le ha permitido colaborar con profesionales de prestigio mundial, como Dan Barber (Blue Hill, Nueva York), Michel Trama (Puymirol, Francia) y Eric Mariottat (Agen, Francia), realizar ponencias en los principales congresos gastronómicos internacionales, participar en programas de promoción de la cultura gastronómica (Original Flavors, the mediterranean essence) e impartir clases en el Master de cocina de la Universidad Camilo José Cela.

Gracias a su labor, Casa José cuenta con un merecido reconocimiento de las guías de mayor repercusión (1 estrella Michelin, 2 soles en la Guía Repsol, 2 M en la Guía Metrópoli...); mientras que el propio chef ha recibido distinciones tan significativas como el Prix Chef de L’Avenir de la Académie Internationale de Gastronomie.

En el año 2015, Fernando del Cerro se trasladó a Madrid para fichar como chef del restaurante de Lavinia, ofreciendo una cocina de esencia naturalista, con sabores sutiles y presentaciones equilibradas en las que los productos de origen vegetal tienen un papel destacado. Un nuevo concepto culinario concebido en torno al vino, argumento fundamental en un espacio como Lavinia, que permite disfrutar de una gama de más de 4.500 vinos y destilados, servidos a precio de tienda, sin recargo alguno.

Comentarios