El PAR reclama a la DGA un plan para evitar perjuicios a los agricultores por las plagas de conejos, jabalíes y otras especies

El Grupo parlamentario Aragonés (PAR) en las Cortes de Aragón, a través de la diputada portavoz en Agricultura, Lucía Guillén, ha impulsado una propuesta dirigida a reclamar al Gobierno de Aragón que intervenga frente a los graves problemas que causan a los agricultores aragoneses, las plagas o presencia incontrolada de conejos, jabalíes y otras especies, en muchas ocasiones cinegéticas.

Según ha explicado Guillén, “especialmente los cereales y frutales, pero también diversos tipos de cultivos y las infraestructuras de riego y otros materiales se ven destruidos y afectados por estas plagas o por la vecindad con cotos de caza, de manera que además de los graves daños, se puede acabar generando conflicto entre agricultores y cazadores, aunque en muchas zonas colaboran. Es preciso intervenir en una situación que en algunos municipios es insostenible y debe ser la administración quien lo haga con carácter general y no sólo improvisando ante las emergencias o peticiones de auxilio”.

Por ello, el PAR ha planteado que la DGA elabore ‘un Plan de actuación con medidas y normativa específica, para contrarrestar y controlar las repercusiones negativas que tienen las especies cinegéticas en los cultivos de Aragón. Ese Plan establecerá las medidas concretas y urgentes, a implementar a medio y largo plazo, para combatir los daños que sufren los cultivos de la comunidad autónoma derivados de las especies cinegéticas, y se desarrollará además en coordinación y colaboración con las organizaciones agrarias, los agricultores y las asociaciones de cazadores’.

Junto a ello, se propone ‘trabajar y participar en la elaboración y puesta en marcha de un convenio con ADIF y la Confederación Hidrográfica del Ebro para que se impliquen también en las estrategias de control de estas especies en las zonas de protección de autovías, carreteras, líneas férreas y, sobre todo, en el curso de los ríos donde la maleza hace ineficaces todas las medidas’.

Finalmente, la iniciativa incluye que el Gobierno aplique ‘la excepcionalidad en los campos agrícolas dañados por las especies cinegéticas, siempre que exista el informe de la OCA correspondiente que verifique que el daño ha sido causado por dichas especies, para que no influya negativamente en el cumplimiento de la condicionalidad exigida por la PAC.’ Esta es una novedad reciente por la que se exige a los agricultores diversos requisitos con fines, entre muchos otros, como la conservación de hábitats, fauna y flora, que impediría determinados sistemas contra los animales y cuyo incumplimiento podría dar lugar a reducciones o a la anulación total de las ayudas directas de la PAC.

Comentarios