Huesca ha perdido un 0,4% de autónomos en el primer trimestre del año

Aragón con un -0,8% y Extremadura con el -0,6% lideran el descenso de autónomos en este primer trimestre de 2016. La provincia contaba, a 31 de marzo, con 22.784 autónomos. 20 de las 50 provincias registran crecimientos en cuanto al número de autónomos en el primer trimestre de 2016, situándose I. Baleares (+1,5), Huelva (+0,8%) y Girona (+0,8%) a la cabeza. Los mayores descensos: Soria (-1,4%), Ourense (-1,2%) y Zaragoza (-0,9%)

Aragón cuenta con un total de 105.379 autónomos. Están repartidos en Huesca 22.784, 13.923 en Teruel y 68.673 en Zaragoza

INFORME NACIONAL

Durante el primer trimestre de 2016, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio aumentar su número de afiliados en 1.297 autónomos, pasando de los 3.167.998 en diciembre de 2015 a los 3.169.295 en marzo de 2016.

Este crecimiento ha supuesto, en términos relativos, un aumento del +0,04%, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos –ATA. Se trata del tercer año consecutivo con crecimiento de autónomos durante un primer trimestre del año desde el inicio de la crisis económica.

A pesar del fuerte descenso registrado en enero, los crecimientos de febrero y marzo han logrado llevar al RETA a positivo en el primer trimestre de 2016. A pesar de esto únicamente 8 de las 17 comunidades autónomas, además de Ceuta, vieron aumentar en el primer trimestre del año el número de autónomos inscritos en la Seguridad Social.

Por el contrario, fueron nueve las comunidades autónomas que han perdido trabajadores por cuenta propia en el primer trimestre del año, siendo Aragón y Extremadura las que lideraron dicho descenso: Aragón ha reducido su número de autónomos un -0,8%, lo que en términos absolutos se traduce en 802 autónomos menos que en diciembre de 2015, y Extremadura lo ha hecho un -0,6%, 501 autónomos menos que a principios de año.

Con descensos en cuanto al número de autónomos también se situaron: Castilla y León, Asturias y Galicia, las tres con un descenso del -0,5% de los autónomos que tenían en diciembre de 2015, seguidas de Cantabria, País Vasco y La Rioja, todas con una pérdida del -0,4% de sus autónomos y Castilla La Mancha (-0,3%, 513 autónomos menos que al iniciar el año).

Por el contrario, el crecimiento registrado en las otras ocho comunidades autónomas es lo que ha llevado al RETA a cerrar en positivo el primer trimestre de 2016. Islas Baleares, con un crecimiento del +1,5% de sus autónomos en los tres primeros meses del año, lo que en términos absolutos se traduce en 1.281 nuevos trabajadores por cuenta propia cotizando a la Seguridad Social. Le siguen Andalucía y Comunidad Valenciana, con un incremento del +0,5% de sus autónomos, Navarra (+0,3%), Canarias y Murcia, ambas con un crecimiento del +0,2%, y Cataluña y la Comunidad de Madrid, ambas con un +0,1% de nuevos emprendedores, 453 y 229 nuevos autónomos, respectivamente.

Si se analizan los datos por provincias, se comprueba cómo en únicamente en 20 de las 50 provincias españolas ha aumentado el número de personas que ha puesto en marcha una actividad por cuenta propia y se ha dado de alta en el régimen de autónomos. Los mayores aumentos fueron los de Baleares (+1,5%), Huelva (+0,8%), Girona (+0,8%) y Alicante, Almería y Málaga, todas ellas con un aumento de los cotizantes al RETA del +0,7%.

Cabe destacar que Segovia ha sido la única provincia de Castilla y León en la que ha aumentado el número de autónomos en el primer trimestre de 2016, con un aumento de 8 autónomos (+0,1%) hasta marzo.

Por el contrario, hay otras 30 provincias que aún se muestran en negativo. Entre los mayores descensos durante el primer trimestre destacan los producidos en las provincias Soria (-1,4%), Ourense (-1,2%), Zaragoza (-0,9%), y Badajoz y Burgos ambas con un 0,8% menos de autónomos cotizando a la Seguridad Social que al finalizar el año.

Al analizar los datos por género, comprobamos cómo las mujeres han sido las responsables de la creación de empleo autónomo en el primer trimestre del año: así mientras el número de mujeres ha crecido en los tres primeros meses de 2016 en 1.418 nuevas emprendedoras, los autónomos varones han descendido en 122 cotizantes.

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo, a pesar de aumentar el número de emprendedores en 1.297 personas en los tres primeros meses de 2016, cabe destacar que los tres sectores más numerosos en cuanto al número de autónomos han registrado importantes descensos a lo largo del primer trimestre: construcción, con 1.943 autónomos menos, lo que representa un descenso del -0,5%, comercio (-2.649 autónomos, -0,3%) y agricultura (-669 autónomos, -0,3%).

Por el contrario, el resto de sectores de actividad si lograron sumar nuevos emprendedores a lo largo del primer trimestre del año, y es lo que ha permitido al RETA cerrar con un aumento de 1.297 emprendedores. Los mayores aumentos fueron los que se registraron en educación (+1.228 autónomos), actividades profesionales (+1.222 autónomos), actividades sanitarias (+995 autónomos), hostelería (+908 autónomos), actividades inmobiliarias (+871 autónomos) y transporte, que sumó 638 nuevos trabajadores por cuenta propia.

“A pesar de que el aumento del número de trabajadores autónomos es siempre una buena noticia, la actual situación de incertidumbre e inestabilidad política reflejan un enfriamiento en el emprendimiento con respecto a años anteriores: frente al aumento del número de autónomos en el primer trimestre de 2014 (+8.624 autónomos, +0,3%) y de 2015 (+5.823 autónomos, +0,2%), en el primer trimestre del año el RETA únicamente ha logrado crecer un +0,04%, lo que se ha traducido en 1.297 nuevos autónomos”, señala Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.

Comentarios