Campeonato Intercomarcal de Nanbudo Baix Segriá-Cinca Medio

nanbudo monzón

El pasado mes de marzo, en la localidad leridana de Alcarrás, se realizaba un campeonato de Nanbudo entre los representantes de los Dojos de la comarca del Baix Segriá y los del Cinca Medio. Una cuarentena de chavales acudieron a la cita en el pabellón municipal de Alcarrás y a lo largo de la mañana se llevaron a cabo en dos tatamis las diferentes categorías.

Hubo 2 categoría de combate Kihon Ju randori hasta 4º de primaria y Kihon Ju Randori de 5º de primaria a 2º de la ESO. Las otras dos categorías -estas de kata- la diferencia no era de edad sino de nivel: 1º categoría de Kata infantil SHIHOTAI y 2º categoría de Kata.

La norma de la competición era el acercamiento lúdico a la parte deportiva de este arte marcial.

Así, en todas las categorías se permitía no sólo el trabajo reglado sino también el trabajo libre dentro de los límites del control y la seguridad del compañero en combate y la coherencia y buena técnica en los katas.

Se encontraron con técnicas de Sotai en combate katas y Shihotais creativos, bunkais de katas aplicados en Randori o técnicas de randori sumadas entre ellas creando katas personales, que cuando menos fueron refrescantes.

El resultado de la competición, aunque era lo de menos, quedó de esta forma:

Categoría KATA: 1º Samuel Garuz, 2º Ibón Medina, 3º Maya Ubiergo y 4ºAcher Medina

Categoría SHIHOTAI: 1º Aroa Vila, 2º Alex Barrau, 3º Adrián Millanes y 4º Alis Barrau.

Randori hasta Alevín: 1º Artemi Ibatullin, 2º Adrián Millanes, 3º Ibón Medina y 4º Hugo Zaragoza

Randori hasta Infantil-Cadete: 1º Acher Medina, 2º Pol Gilart (Alcarrás), 3º Maya Ubiergo y 4º Alex Barrau.

A parte de estos premios, la comisión arbitral dio 3 premios más:

Al competidor más completo: Ibón Medina

Al competidor promesa: Pol Gilart (Alcarrás)

Al mejor Prebenjamin: Erika Antof (Alcarrás)

Excepto estos dos últimos premios todos los demás fueron copados por los chavales de Monzón. Fue una mañana de emociones, llena de alegrías y desilusiones, de nervios y aplausos.

La organización del evento corrió a cargo de los Shihanes y responsables de la chavalería del Baix Segriá los Shihanes Ramón Dolcet y Alfons Tresánchez. Al acabar, además de los trofeos, todos los participantes pudieron degustar la fruta y los zumos de esta región.

En resumen una buena experiencia que surgió de forma espontánea en esas charlas después de las cenas de los cursos del Maestro Yoshinao Nanbu y que se concretó de una forma sencilla y natural, sin grandes expectativas pero con grandes resultados.

Comentarios