La limpieza de los barrancos de la Alfóndiga y del Diablo evitará los problemas de inundaciones

limpieza barranco diablo

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, junto con técnicos municipales y técnicos de la CHE, visitaba las obras que está haciendo la Confederación en los colectores, espacios fundamentales de la ciudad en materia de saneamiento. Esta es una de las prioridades que se marcó el ayuntamiento, en obras no visibles para la ciudad, pero muy necesarias, para evitar inundaciones cada vez que llueve con cierta intensidad. Se va a actuar, en total, en más de 7 kilómetros de barrancos. El ayuntamiento intentará que esa actuación se realice dos veces al año

Tras cuatro años de no haber procedido a ningún tipo de limpieza, ni en los barrancos, ni en el río Isuela, ahora se ha emprendido esta tarea. Además de la limpieza y desbroce en los barrancos, se llevará a cabo un arreglo en el vado del Isuela, que permitirá pasear y pasar vehículos. El grueso de los trabajos se va a llevar a cabo en los barrancos de la Alfóndiga, el Diablo y el Tiro, que afectan fundamentalmente a los polígonos industriales.

El responsable del Parque de Maquinaria de la CHE, Luis Candial, explicaba que el encargo que tienen de actuación se divide en dos partes: la zona del Isuela, que estaba afectada por las riadas, que van desde la Rotonda del Mulo hasta las fuentes de Marcelo, donde se han llevado a cabo tareas de desbroce y tala de árboles, en colaboración con los bomberos, y donde se actuará en el vado, que se hará totalmente nuevo y más operativo. Por otro lado, en la zona de barrancos, se trata de buscar una solución definitiva al problema de saneamiento pluvial. Lo más difícil será la actuación en el barranco de la Alfóndiga. En su salida, junto a la rotonda de la carretera de Barbastro, pasa por dentro de un túnel, que tiene dos tercios de la luz colmatados. Habrá que inspeccionarlo y actuar, contando incluso con ayudas externas, si con la maquinaria de la CHE no se puede.

Van a intentar dar una respuesta técnica para tener una solución definitiva a todo el problema de colectores de Huesca. En su opinión, no puede ser que si caen 50 litros de agua por metro cuadrado una tarde, se inunde medio polígono Sepes y toda la zona sur de la ciudad.

Comentarios