Los universitarios conocen el problema de la contaminación por lindano

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha impartido la conferencia “La problemática del lindano en Aragón: una oportunidad para la I+D+i”, en el marco de la Semana del Medio Ambiente que la Universidad de Zaragoza lleva a cabo en los tres campos universitarios por mediación de la Oficina Verde.

El consejero ha comenzado su intervención recordando que la contaminación por lindano y residuos asociados es “el problema ambiental más grave al que se enfrenta Aragón” en estos momentos. “Es necesario comprender que estamos ante un problema global y así se puso de manifiesto en el 13 Foro Internacional de HCH y pesticidas celebrado el pasado noviembre”, promovido por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón al que asistieron más de 150 expertos pertenecientes a 35 países de los cinco continentes.

Asimismo ha señalado que este es un problema cuya solución completa y definitiva, con la tecnología actualmente disponible, sólo puede contemplarse a largo plazo. “La solución definitiva y eficaz del problema depende del esfuerzo y del acierto en I+D+i”, ha dicho Olona, quien considera la colaboración de las universidades imprescindibles en este sentido.

El consejero ha recordado que “existe un sistema de control y de alerta temprana eficaz” que permite asegurar el suministro de agua potable a las poblaciones y considera que “crear alarma social no contribuye a la solución del problema”.

En cifras ha recordado que el volumen de residuos supera las 130.000 Tm de HCH sólido, 6.000 Tm de residuo líquido y cerca de 1 millón de Tm de tierras contaminadas. Todo ello supone la contaminación de 50 ha de suelo y tres acuíferos, con posibles afecciones al cauce del Gállego y los embalses. Desde 1992 se han invertido 54 millones de euros para luchar por la descontaminación, con una aportación del Gobierno de Aragón de 38 millones.

En Sardas se disponen de más de 80 sondeos de control y una depuradora que trata más de 10.000 m3 anuales. Se considera el mismo enfoque que en Bailín si bien está por tomar una decisión sobre el apantallamiento del vertedero como alternativa a cualquier otra solución que implicase la movilización de los residuos a otro emplazamiento.

La planta de INQUINOSA se desmantelará tan pronto como pueda ocuparse, con la autorización judicia. Se está redactando el proyecto técnico de desmantelamiento. En principio, se contempla el traslado de los productos del desmantelamiento, incluyendo escombros y suelos, al vertedero de Bailín. Pero, además, es preciso dar un uso adecuado al actual emplazamiento de INQUINOSA de modo que en vez de un icono de la contaminación lo sea de desarrollo sostenible.

Comentarios