¿Nuevos deslizamientos en el Embalse de Montearagón?

embalse Montearagón deslizamientos

El profesor de Geología de la Escuela Politécnica de Huesca, José Antonio Cuchí, avisa de nuevos deslizamientos en el Embalse de Montearagón. A episodios similares controlados por la Confederación Hidrográfica del Ebro en la cola del pantano, ahora se une este otro, todavía no cuantificado, en la margen derecha, a unos 300 metros aguas arriba de la presa.

Un portavoz oficial de la CHE ha explicado a Radio Huesca que no consta problema alguno de seguridad en el pantano, ni deslizamientos de entidad.

Al desprendimiento que señala el profesor Cuchí, se añade una oquedad de cierta entidad muy cerca de la presa. A no más de 50 metros de esta, pero en la margen izquierda. La entrada a esta especie de cueva tiene un diámetro de más de dos metros, además de una profundidad difícil de cuantificar.

La respuesta oficial de la Confederación es que se sigue con los estudios para solucionar los movimientos de tierra que hay en la cola del embalse, circunstancia que impide completar la puesta en carga de la infraestructura y su gestión completa.

21 años de problemas técnicos y económicos

La primera piedra de la presa de Montearagón fue colocada el en 1995 por el entonces ministro de Obras Públicas, el socialista José Borrell. Esta obra de regulación del río Flumen, había sido preadjudicada por el Ministerio, en octubre de 1993, a la empresa Entrecanales, en 2.898 millones de pesetas, y el Gobierno la adjudicó de forma definitiva en diciembre de 1994.

Parecía que se había conseguido hacer realidad una de las históricas reivindicaciones de la comarca de la plana oscense, pero lo cierto es que la alegría duró poco más de un año, ya que en julio de 1996 se paralizaron los trabajos al detectarse ciertos problemas con la calidad del suelo sobre el que se iba a construir Montearagón. En el año 2000 se reanudaron las obras.

Según la CHE, el embalse, sin incluir las obras de galería y plan de emergencia, supuso una inversión de casi 60 millones de euros, y su finalidad fue el riego de 4.140 Hectáreas, al ser el embalse de cola del Canal de la Hoya, Canal que no se ha comenzado siquiera a construir.

La presa de Montearagón está situada sobre el río Flumen y sus obras fueron

ejecutadas por la empresa Acciona Infraestructuras, S.A. (al fusionarse con la

adjudicataria Entrecanales y Távora, S.A.).

Se trata de una presa construida en hormigón vibrado, en la que se utilizaron hasta 597.000 m³ de este material.

Los trabajos de levantamiento de la presa concluyeron en septiembre de 2006 y desde entonces se está a la espera de poder utilizar esta obra pública.

Además, una vez concluida la obra, hubo que iniciar un trabajo de mejora de impermeabilización de las laderas. Para ello se construyeron cuatro galerías,

desde donde se realizó una campaña de inyecciones, unos trabajos que encarecieron el proyecto en 3.300.000 euros más, a lo que hay que añadir el plan de emergencia.

Comentarios