Pablo Alfonso y Carmen Arnal del Club Esgrima Huesca ganadores de la XVI Copa Aragón de sable

El pasado domingo se celebró en la Sala de las Columnas del Palacio de los Deportes la XVI Copa Aragón de Sable organizada por la Federación Aragonesa de Esgrima en la que Pablo Alfonso y Carmen Arnal lograron la victoria en categoría Absoluta.

La fase inicial de liguilla discurrió con gran igualdad y sin que ningún tirador ni tiradora lograra un pase invicto a las eliminatorias, siendo especialmente reseñable que el sablista de 15 años Miguel Cancelo quedara como primer cabeza de serie y directamente clasificado para el definitivo Tablón de 8. En el cuadro femenino y desde el comienzo, Carmen Arnal demostraba estar muy fina con el sable y también pasaba exenta la primera serie de cruces eliminatorios.

La máxima igualdad se vivió en las semifinales masculinas, ambas resueltas con un ajustado 15-14 a favor de los finalistas de la última edición, Pablo Alfonso y el vigente campeón Guillermo Banzo. Tiradores de técnica muy pareja y habituados a disputar los asaltos definitivos, plantearon una final todo lo táctica que un arma tan explosiva como el sable permite y en la que Alfonso acabó por imponer su estilo venciendo por 15-11.

En categoría femenina y, mientras Arnal superaba con aparente comodidad sus eliminatorias, una Nuria Mateos que no había hecho una brillante fase de poules sorprendía a su compañera Sandra Cardiel por otro apretado marcador de 15-14 y lograba el pase a la final y con él, el subcampeonato aragonés por tercer año consecutivo ya que Carmen Arnal se imponía con un 15-9 y reconquistaba el título autonómico al eliminar previamente a la vencedora de las dos últimas temporadas, Irene Yus.

Para la campeona "en un arma tan rápida, medir la distancia y robar el tiempo al rival termina dependiendo de encontrarte muy bien el día de la competición; además siendo compañeras de club, conocemos cómo tiramos y ésto reduce las diferencias; por suerte hoy me ha salido todo redondo". Las cuatro semifinalistas se encuentran preparando la última prueba oficial del ranking nacional que puede, un año más, abrirles las puertas del Campeonato de España en el que se enfrentan sólo las 28 mejores tiradoras del país.

Como señalaba Nuria Mateos "esta temporada hemos competido menos en Aragón y más en pruebas nacionales; esperemos que sea un buen rodaje para llegar al Campeonato de España, que es de alguna forma el objetivo de la temporada".

Tras la competición de categoría absoluta llegaba el turno a los veteranos, quienes disputaron, de nuevo, una fase previa de poules muy igualada en la que Fernando Gabarre, que volvía a la competición tras varios años como árbitro, se clasificaba primero y a continuación pasaba exento la primera eliminatoria directa. En la final se impuso por 10 a 6 a un Pablo Alfonso que rozó el doblete a pesar de arrastrar una lesión de rodilla que le obligaba a aprovechar al máximo su estilo de contratiempo frente al más dinámico combate de Gabarre.

En las féminas la final fue una reedición de la competición anterior entre Irene Yus y Sandra Cardiel y se resolvía por un marcador de 10 a 5 a favor de Cardiel, que optó por el ataque y la presión al fondo de la pista.

Comentarios