Huesca Bike en la París Roubaix

El pasado fin de semana se desplazaron siete ciclistas aragoneses Jose Manuel Agustín, Cristina Parra, Javier Salvador, Francisco Solar, Alberto Izquierdo y entre ellos varios socios de Huesca Bike; Lorenzo Villacampa y Jorge Bajá, a la localidad de Roubaix para participar en la clásica más conocida y épica de todas; la París-Roubaix, también llamada “el infierno del norte”.

Tras recoger el dorsal vuelta en bici para tomar contacto con el mítico pavés en sentido inverso a la llegada y estudiar como desplazarse encima en la prueba al día siguiente. Al principio sorpresa y sensación de dureza por su inestabilidad pues te desplaza hacia cualquier lado menos hacía delante pero rápidamente se le cogió el truco para que se hiciera más asequible. Un par de horas y se hicieron los tres tramos finales hasta llegar al mítico tramo del Carrefour de l´Arbre y volver hacia Roubaix.

El sábado era el gran día y tocaba madrugón a las 4 de la mañana para desplazarnos a la salida; pues desde Roubaix está a 90km, en la localidad de Busigny. Tras llegar y agruparnos la salida a partir de las 7 de la mañana y cada uno salía cuando consideraba pues no se obliga a salir a esa hora sino que hay unas horas y puntos de corte haciéndola cada participante en función de su nivel.

Tras la salida por delante 172 km de la ruta larga; también hay una opción de media de 145 y corta de 70 km. Transcurridos unos 7 km entrada en el primer tramo de pavés y casi había que sortear más los bidones que los participantes perdían con el traqueteo que el pavés y primer aviso esto es serio un compañero resbala y va al suelo siendo atropellado por otro participante afortunadamente sin consecuencias. Los 28 tramos de pavés están perfectamente marcados en su comienzo y final y donde te indica la calificación de dureza de una estrella a cinco y su longitud.

Todos los participantes fueron realizando los tramos de pavés a su ritmo pero agrupándose al final de los mismos para arroparse ante los problemas que pudieran surgir. En estas pruebas hay que recordar que no se cortan los caminos ni carreteras y que se convive con el tráfico y se respetan señales y semáforos.

Sobre la mitad de la prueba el tramo 18 de pavés el Trouee de Arenberg, mítico también de 2,4 km rectos y muy duro por su mal estado el único dentro de un bosque y además era uno de los tres tramos de pavés cronometrados donde los participantes se podían probar. Este tramo se encontraba entre el avituallamiento del Km 50 y el del 100, también hay otro en el 135. El recorrido es plano completamente sin desnivel apreciable donde los puentes para pasar por encima de una autovía o la linea del tren es la máxima rampa que se encontraron.

A partir de aquí llegaron los inconvenientes, tres pinchazos, una avería con el desviador, afortunadamente justo donde se encontraba entrenando la Selección Española junior que corrían al día siguiente y rápidamente solucionado por los mecánicos de la selección, ni a posta lo hacemos mejor. Y como es típico en estos acontecimientos estando esperando a agruparnos nos comemos una caída de un participante golpeando en la rodilla a uno de los integrantes, con serías dudas de poder continuar.

Afortunadamente al final entrada triunfal en el Velódromo de Roubaix para todos los integrantes, donde recibieron la medalla conmemorativa de la edición 2016 como finisher, y sentimiento de haber realizado algo mítico que estas acostumbrado a verlo por la tele.

Tras la prueba un poco de descanso y al día siguiente a ver a los profesionales en varios puntos del recorrido, uno de ellos en Arenberg, muchos españoles en este tramo y como es habitual buen ambiente. Tramo espectacular que concentra muchos aficionados y donde se produjo la caída más grave con varios corredores implicados trasladados en ambulancia y uno de ellos más perjudicado incluso con collarín.

Después traslado cerca de meta para ver la carrera casi resuelta y a su finalización otra vez camino hacía Huesca para llegar a las 8 de la mañana con un fin de semana vivido muy intenso y emocionante.

Comentarios