CHA alerta del "inminente derrumbe" del esconjuradero de Burgasé

esconjuradero de Burgasé

Es una pequeña construcción religiosa que data de 1613 que se encuentra en “un lamentable estado”, según denuncian desde CHA, formación que va a registrar una iniciativa en las Cortes de Aragón para que intervengan técnicos del Gobierno autonómico. Cabe recordar que esta edificación se encuentra en la capital del valle de la Solana, municipio de Fiscal, y se relaciona con tradiciones paganas y católicas. Esta edificación se utilizaba para conjurar tormentas u otros desastres naturales.

Su originalidad con respecto a otros templetes similares es que descansa sobre un hueco cuadrado abovedado y semisubterráneo, un diminuto estanque que recoge aguas de escorrentía de la calle situada a nivel superior, con la finalidad de regar el huerto anejo al templo y la abadía. Destaca un sillar escrupulosamente alisado y escuadrado en el que se grabó la inscripción “P-RP BUISAN AÑO 1613”. Esta inscripción supone un dato de gran importancia, puesto que es el único esconjuradero que porta una fecha.

Es un templete de planta rectangular, de 3,50 m. de largo por 3,30m de ancho, con un área aprovechable de casi 11’5m2 encerrados en unos paramentos de 0,60 m. de grosor. Se erige exento en mampostería variada y cantoneras un poco más regulares. El esconjuradero de Burgasé está situado en el extremo sur-este del núcleo, frente a los muros meridionales y puerta de la iglesia y a pocos metros de ella, así como de la abadía adosada a la misma.

Es un templete de planta rectangular, de 3,50 m. de largo por 3,30m de ancho, con un área aprovechable de casi 11’5m2 encerrados en unos paramentos de 0,60 m. de grosor. Se erige exento en mampostería variada y cantoneras un poco más regulares.

El suelo está empedrado con cantos rodados que dibujan geometrismos. Se cubre al interior con cúpula esquifada y externamente  con losa de piedra en tejado a cuatro aguas. Culmina con un apéndice de tosca centrado. En los muros abre cuatro vanos, la puerta con arco de medio punto orientada al este y tres ventanas con arco rebajado que fueron tapiadas.

Actualmente están en desuso y en Sobrarbe se puede admirar además de este, el de Almazorre, El Pueyo de Araguás, Asín de Broto, Guaso o San Vicente de Labuerda.

Comentarios