La universidad de Sanghai, presente en Huesca para participar en un congreso de Turismo

La Facultad de Empresa y Gestión Pública del Campus de Huesca organiza en noviembre, del 13 al 19, un congreso al que acuden 12 universidades que, como la de Zaragoza, ofrecen estudios de turismo. Se trata del decimonoveno encuentro de la Asociación de Centros Europeos de Enseñanzas Profesionales de Turismo. La novedad de este año es que se ha invitado la universidad de Sanghai y ha aceptado.

El decano de la Facultad de Empresa de Huesca, Carlos Rubio, explica que el congreso supondrá que todas las universidades que acudan a Huesca realizarán un estudio pormenorizado de las potencialidades de la provincia en el llamado slow turism, turismo lento, que es el que puede ofrecer una provincia como la altoaragonesa.

El turismo lento pretende fomentar un turismo sostenible e integrado en el entorno, donde los productos locales, los pequeños alojamientos y la interacción con los habitantes y con el paisaje sean los protagonistas.

Rubio argumenta que en los próximos años China va a ser el país con más potencial de clientes turísticos del mundo. La clase media y alta aumenta en el país asiático, y los territorios que sepan aprovechar esta circunstancia conseguirán un desarrollo importante. En este sentido, el decano dice que Aragón tiene que comenzar a trabajar en este mercado, y el congreso de noviembre puede ser un primer paso.

En la Asociación de Centros Europeos de Enseñanzas Profesionales de Turismo hay centros de Francia, Reino Unido, Turquía, Holanda, Alemania, Suiza, Bélgica, Italia, Dinamarca y España.

La Facultad de Empresa viene trabajando desde hace tiempo con alumnado de otras nacionalidades. En la actualidad tiene solo en el Master de Turismo 15 alumnos de China, 7 de Francia, 8 españoles y uno de Colombia. Desde que comenzó el programa han participado alumnos de otras nacionalidades como la suiza, italiana, polaca, rumana, venezolana o marroquí.

La gran afluencia de alumnos chinos a este máster se debe a que desde el año 2011 se puso en marcha la colaboración con diferentes universidades chinas, lo que ha supuesto que el programa formativo tiene prestigio y visibilidad entre el alumnado chino y de facto la demanda de alumnos chinos es muy superior a la oferta que se puede admitir.

Comentarios