Los socialistas oscenses exigen al Gobierno la mejora integral de la N-260

El Congreso de los Diputados se ha hecho eco de una larga y unánime reivindicación de los ribagorzanos y de los oscenses en general: el acondicionamiento integral de la carretera N-260, en los tramos de Campo a Castejón de Sos, que recoge una Proposición No de Ley presentada por los socialistas y que afecta a “una vía que vertebra todos los valles pirenaicos y que es la única vía de salida para el Valle de Benasque”, como recordaba el diputado Gonzalo Palacín.

El diputado Gonzalo Palacín recordaba que este eje vertebrador del valle del Ésera mantiene todavía un trazado decimonónico y es un impedimiento para el bienestar y desarrollo de las gentes de la Ribagorza, fomenta la despoblación en este territorio y además pone en grave riesgo a las miles de personas que transitan por esta.

Por estos motivos, consideran una prioridad el acondicionamiento, que es especialmente urgente, señalan en el tramo entre Campo y el Congosto de Ventamillo y que, por su complejidad y elevado coste, va a requerir un esfuerzo inversor plurianual”, añadía el diputado. Palacín también criticaba “las constantes promesas de los populares sobre realizar inversiones en esta carretera, “que no han venido secundadas por hechos”.

Como se señala en la PNL, los anuncios oficiales, respecto a la declaración favorable de impacto ambiental (BOE del 31 de enero de 2014) y la aprobación del proyecto de trazado (BOE de 31 de marzo de 2014) entre Campo y el Congosto de Ventamillo significaron avances hacia la mejora de estos tramos. Estos deberían haberse confirmado mediante la inclusión correspondiente en los Presupuestos Generales del Estado del ejercicio 2015 y 2016, habida cuenta de que los plazos permitían culminar todos los procedimientos administrativos y técnicos en caso de aplicarse la voluntad precisa.

Sin embargo, la cantidad de 100.000 € consignada en los presupuestos 2015, la misma en los PGE de 2016, junto a la inexistencia de un plurianual para los próximos años, es “a todas luces insuficiente”, señalan los socialistas, para lograr ese objetivo al que aspiran los ribagorzanos y los miles de visitantes que esta comarca recibe anualmente.

La inversión total del proyecto asciende a unos 75 millones de euros. “No podemos dejar pasar un ejercicio más sin dotar a los PGE de unas cantidades suficientes para comenzar a acometer unas obras tan necesarias y tan largamente demandadas”, concluía Gonzalo Palacín.

Comentarios