El mundo de la jota arropa a José Antonio Villellas en su homenaje

josé antonio villellas

Sobre quinientas personas participaban en el homenaje que se le rendía este domingo al gran cantador y maestro de numerosas escuelas de toda la provincia de Huesca. José Antonio Villellas, natural de Capdesaso y residente en Sariñena, visiblemente emocionado decía sentirse “sobrepasado” y feliz con tantos amigos alrededor. La iniciativa era de la Agrupación Folklórica Aires Monegrinos, a la que se sumaban los Ayuntamientos de Capdesaso y Sariñena, así como decenas de escuelas, agrupaciones y primeras figuras de la jota en Aragón, que en muchos casos han sido alumnos del homenajeado.

Acompañado también de sus familiares y amigos más cercanos, sus hijos, Sara y Darío, expresaban un gran orgullo por la cantidad de personas que se habían reunido en Sariñena y Capdesaso para homenajear a su padre.

A lo largo de toda la jornada dominical, el acto consistía en una multitudinaria ronda por las calles de Capdesaso, almuerzo popular, comida en el salón de baile del Casino de Sariñena y festival, con numerosas y destacadas actuaciones llenas de emoción.

El descubrimiento de la placa en la calle que llevará el nombre del cantador, se ha pospuesto para más adelante, por motivo del fallecimiento del corredor en la prueba solidaria de la mañana. Marga Trallero, concejal de Cultura, señalaba que José Antonio Villellas es una figura muy importante para Sariñena.

De la larga trayectoria de José Antonio Villellas hay que destacar sus inicios en la Escuela Municipal de Jota de Huesca, donde fue alumno de la reconocida Camila Gracia, quien tuvo claro que José Antonio iba a llegar muy lejos en el camino que comenzaba. Heredó un estilo recio, valiente, que transmite pureza y autenticidad.

Impartió clases en decenas de pueblos de la provincia donde le reclamaban; especialmente reseñable es su unión a Fraga permaneciendo en la Rondalla de la Peña Fragatina durante 30 años. Y también llegó en su trayectoria profesional la fundación de la Agrupación Folklórica Aires Monegrinos a comienzos del año 80. Allí y en la Escuela municipal de la capital monegrina fue moldeando las mejores voces de Monegros, que se convertirían en campeones de jota cantada. En el 87 él mismo ganó el Certamen Oficial de las Fiestas del Pilar, que desde entonces ha tenido en muchas ediciones color monegrino.

Pero sobre todo José Antonio es y representa una manera de entender la jota reconocido a nivel regional en el mundo jotero, con seriedad, humildad y con un trabajo incansable.

Comentarios