Arranca una nueva edición de la Lanzadera de Empleo

25 personas desempleadas han comenzado a entrenar una nueva búsqueda de trabajo en la nueva Lanzadera de Empleo de Huesca, impulsada por el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Empleo- INAEM, Fundación Telefónica y Fundación Santa María la Real, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo.

El equipo de la tercera lanzadera oscense está constituido por 25 jóvenes desempleados (15 mujeres y 10 hombres), con edades comprendidas entre los 20 y los 34 años. Tienen diversos perfiles formativos (Sin estudios, ESO, Ciclos Formativos Medios y Superiores de Formación Profesional, Bachillerato y estudios universitarios).

Hay participantes que tienen especiales dificultades de acceso al mercado por determinadas casuísticas: escasa cualificación, inmigrantes o parados de larga duración, por ejemplo. Hay quien acaba de finalizar sus estudios y busca su primer trabajo. Los hay, que acumulan algo más de trayectoria laboral en distintos sectores, como Hostelería, Turismo, Sanidad, Comunicación, Administración, Comercio o Veterinaria, entre otros.

WEB

Las expectativas de los participantes

María de la Cal Fidalgo es la técnica que ha realizado el proceso de selección y la encargada de gestionar la lanzadera de Huesca durante los próximos cinco meses. Explica que es un grupo heterogéneo, con experiencias muy variopintas, cuya labor ahora es convertirse en un equipo y compartir un mismo objetivo: ayudarse mutuamente para mejorar sus habilidades profesionales, emprender una búsqueda de trabajo más proactiva y coordinada, para contar con nuevas oportunidades laborales.

“Según han ido contando en el proceso de selección, las expectativas generales de los participantes giran en torno a la consecución de un trabajo acorde a su formación y/o experiencia; a la mejora de su empleabilidad y al crecimiento personal: aumento de la autoestima y seguridad en sí mismas, mejor auto-conocimiento como una forma de ser más efectivas en la búsqueda de empleo y en su vida en general”, explica María.

“Hay también quien espera que el programa les ayude a conocer a otras personas en su misma situación, a mejorar su manera de relacionarse con los demás y a potenciar la competencia de trabajo en equipo tan necesaria en cualquier empresa y sector. Como conclusión, creo que tengo un equipo con muchísimas posibilidades y que va a dar mucho bueno de qué hablar”, agrega.

¿Qué harán en la Lanzadera?

Durante los próximos cinco meses, se reunirán varios días a la semana en las dependencias cedidas por el INAEM. Llevarán a cabo diversas actividades para mejorar su empleabilidad: sesiones de coaching e inteligencia emocional, dinámicas de comunicación, marca personal y búsqueda de empleo 2.0; entrenamiento de entrevistas personales; elaboración de mapas de empleabilidad, visitas a empresas, reuniones con emprendedores y procesos de intermediación laboral con responsables de Recursos Humanos.

Buenos resultados

Esta Lanzadera está incluida en las 145 que Fundación Telefónica y Fundación Santa María la Real pondrán en marcha este año por todo el país, para lo que se cuenta también con la colaboración del Fondo Social Europeo.

“Durante 2014 y 2015 las lanzaderas han sido una demostración de un proyecto que responde con efectividad al problema del desempleo juvenil; cuyos resultados de inserción laboral, superior al 60%, nos animan a seguir luchando contra esta lacra social del desempleo. Las Lanzaderas son un ejemplo de articulación en el que diferentes instituciones públicas y privadas se juntan entre sí con el mismo objetivo común de promover oportunidades reales de inserción”, explica Matías Figueroa, responsable de Proyectos de Empleabilidad Joven de Fundación Telefónica.

Desde Fundación Telefónica apostamos por las lanzaderas “como un proyecto ilusionante e innovador en su enfoque y en su apuesta por entender el trabajo colectivo y solidario como una manera de superar la situación de desempleo”, agrega.

Comentarios