La Guardia Civil de Barbastro desarticula una banda criminal que robaba en instalaciones municipales

Guardia Civil Huesca escopeta

En total, nueve vecinos de la Provincia de Huesca detenidos, en el marco de la Operación ‘Arricas’ de la Guardia Civil de Barbastro, como presuntos autores de 115 robos con fuerza y hurtos cometidos desde el pasado mes de septiembre en infraestructuras municipales del Alto Aragón. Actuaron en dependencias de las comarcas de Somontano, Cinca Medio, La Litera, Sobrarbe y la Hoya de Huesca. Entre los efectos recuperados destacan dos rifles de gran calibre y 350 cartuchos de precisión.

Este grupo criminal estaba especializado en robos en instalaciones municipales, como guarderías, campos de fútbol o básculas. Tomaban numerosas medidas de seguridad en sus operaciones e incluso llegaban a actuar en dos zonas diferentes para dificultar su localización. Determinados servicios públicos se tenían que dejar de prestar tras estos robos con fuerza, por los daños ocasionados.

La Operación ‘Arricas’ ha concluido en estos últimos días con ocho detenidos de entre 20 y 30 años y un noveno detenido de 46 años, todos ellos vecinos de la Provincia de Huesca. La Juzgado de Instrucción número 2 de Monzón ha decretado el ingreso en prisión para el cabecilla del grupo y la libertad con cargos para el resto de los componentes del grupo.

La Guardia Civil de la ciudad del Vero iniciaba la investigación el pasado mes de noviembre con motivo de una serie de robos en municipios como Monzón, Binéfar y Tamarite, entre otras. Recopiló información sobre el modus operandi, lugares de comisión y otros datos de interés. Además de la investigación de los lugares donde cometían sus robos, la colaboración ciudadana fue fundamental para ubicar a algunos de los sospechosos. Posteriormente, los agentes se encaminaron a la localización y detención de cada uno de los nueve autores, cuando se había comprobado que se trataba de un grupo criminal.

Dos de las detenciones se llevaron a cabo el pasado 24 de febrero y las siete restantes en estos últimos días. En los tres registros practicados, dos en domicilios y uno en un trastero, lograba recuperarse efectos que habían sido sustraídos en sus operaciones, como dos rifles de gran calibre y 350 cartuchos de munición, material deportivo; efectos para pescar; una bicicleta de montaña; distintas herramientas; barritas energéticas y un detector de metales, entre otros.

Comentarios