Gemma Allué: "La celebración anómala de San Jorge es fruto de diez meses de negligencia del tripartito"

El grupo 'popular' en el Ayuntamiento de Huesca ha lamentado una "larga negligencia del tripartito, que nos dejará una festividad de San Jorge muy alejada de la dignidad que merece". El PP municipal hace referencia a las dos facetas, la institucional y la popular, que caracterizan las celebraciones en el cerro.

Gemma Allué señala que, durante el traspaso de poderes tras las pasadas elecciones municipales, se puso en conocimiento de Luis Felipe la urgencia de consolidar las laderas del cerro, que incluso habían afectado a la ermita. Así se había constatado en un informe geotécnico que el anterior gobierno 'popular' había recibido en pleno traspaso de poderes. Se da la circunstancia de que Felipe ocultó un informe fechado el 6 de agosto de 2015 que afirmaba que el proceso de deterioro "seguía vivo" y la urgencia había aumentado. A pesar de ello, ni Luis Felipe ni ningún otro miembro del tripartito asumió la responsabilidad de afrontar las obras necesarias en San Jorge.

El 27 de enero de este año, el grupo popular registró una pregunta por escrito al alcalde que recordaba punto por punto todo el proceso. En la pregunta, que a día de hoy sigue sin respuesta, el portavoz Gerardo Oliván solicitaba información, textualmente, "del proyecto urgente de la Ermita de San Jorge, plazos, y presupuesto, derivado de estudio geotécnico del mes de mayo de 2015 y transmitido al equipo de gobierno por el área de urbanismo en el proceso de traspaso de poderes". El tripartito, finalmente, adjudicó la redacción del proyecto en febrero de 2016, diez meses después de tener conocimiento de la urgencia, y una vez denunciado por el Partido Popular. Para entonces, se habían agotado los plazos para que la ermita estuviera reparada para el 23 de abril y se anunció que los actos se trasladarían a una carpa.

Los 'populares' lamentan que, el último con presencia institucional del Ayuntamiento en San Jorge, de aprobarse el nuevo reglamento de protocolo, la celebración del patrón de Aragón tenga que llevarse a cabo en una instalaciones provisionales. Para Gemma Allué, "esa carpa tiene un gran valor simbólico. Representa casi un año de negligencia del tripartito y su intento de destruir la tradicional presencia del Ayuntamiento en la fiesta de San Jorge. Una vez más, actuaron a destiempo y a remolque del grupo popular". A renglón seguido, Allué afirma que, con nuevo reglamento o sin él, los miembros del grupo del PP seguirán asistiendo a las celebraciones a las que sean invitados en calidad de concejales.

Comentarios