Una Humber de 1915 y Follis de 1935, estrellas de La Pionera

pionera

En torno a 30 ciclistas han participado este fin de semana en la marcha entre Huesca y Zaragoza. Una prueba que salía a las tres de la madrugada de Huesca para llegar con las primeras luces del día a Zaragoza y recordar el primer “viaje” en bicicleta que se esta documentado en España

El dorsal número uno lo llevaba el Zamorano, Alejandro Luis Iglesias, un erudito investigador del ciclismo en su fase original. Su bicicleta, una Follis de 1935.

Bicicletas Bianchi, Marotias, Contini, Razesa, una Humber de 1915, Tarragó de 1940, Zeus….

Entre los inscritos, ciclistas de Zaragoza, Cuarte, Santander, Lleida, San Sebastian, Valencia, Quinto de Ebro, Mas de las Matas, Calatayud y varios de Huesca entre los que se encontraban el presidente del C.C. Oscense, Miguel Bergua, Miguel Ramón Cored, Carmen Perez y Sigfredo Arrieta

Mariano Catalán construyó la primera bicicleta de España y realizó la primera salida entre Huesca y Zaragoza, en el siglo XIX, un 20 de marzo de 1868, junto a Gregorio Barrio. A partir de aquí una amplia nómina de noticias que ponen en primera línea a Huesca en el mundo de las dos ruedas.

La Pionera ha nacido con tres objetivos primordiales: Reivindicar la memoria de los oscenses Mariano Catalán y Gregorio Barrio, disfrutar de la actividad ciclista y promover el "Ciclismo Clásico".

La Pionera, salís a las tres de la madrugada de la capital oscense para llegar a la plaza Santa Engracia de Zaragoza sobre las nueve de la mañana. Angel Giner, organizador de esta actividad, ha explicado que se trata de “recordar esta gesta que marca la historia de la bicicleta en España”.

LA HISTORIA

Todo arranca, cuando Joaquín Costa,  que había sido becado por la Diputación de Huesca para acudir a la Exposición Internacional de París de 1867, envía a Huesca un dibujo de un prototipo de biciclo. En Paris, a Costa, le llamó la atención la bicicleta de Ernest Michaux, un modelo primitivo con los pedales en la rueda delantera".

Una vez en Huesca, se le encarga a Catalán construir esa bicicleta. Primero en madera, luego en hierro. A partir de ahí nace toda una historia que pone a Huesca como cuna del ciclismo en España

Comentarios