Aragón Centro de Formación lanza un curso pionero en seguridad vial

simulador coche conducción

Aragón Centro de Formación vuelve a ser pionero en sus iniciativas formativas en España, haciendo hincapié en la necesidad de reforzar los conocimientos de los conductores veteranos y la sensibilización en educación vial. La empresa oscense ha diseñado un curso de seguridad vial único, con enseñanza teórica online y práctica, dirigido a autónomos y empresas. Alrededor de 250 trabajadores aragoneses se habrán beneficiado antes del mes de julio de los ocho cursos de seguridad vial ofertados para empleados de empresas de economía social y para autónomos, a través del Plan de Formación del Gobierno de Aragón y el INAEM.

Unos cursos que comprenden 35 horas de clases teóricas online, con contenido ameno desarrollado por expertos del mismo centro y apoyado con material didáctico muy actual, y 15 horas de prácticas que incluyen ejercicios en pista y con un simulador virtual de última generación, y clases de mantenimiento básico del automóvil en las que los alumnos ponen cadenas o cambian una rueda.

Fernando Viñuales, gerente de Aragón Centro de Formación, señalaba que “el contenido lleva mucho a la reflexión y a la sensibilización. De hecho, la idea surgió por nuestra experiencia de años como centro de recuperación de puntos, los alumnos nos comentaban que esta formación transversal era necesaria”.

Por su parte, Jesús Viñuales, director de Aragón Centro de Formación, detallaba los objetivos del curso: “Primero, mejorar el concepto de seguridad en cada individuo y segundo, formar a los trabajadores en su beneficio y de su empresa, y con mayor seguridad gracias al simulador virtual de altas prestaciones, que permite experimentar situaciones inesperadas o de pérdida de control, sin riesgo para el conductor”.

El simulador virtual adquirido por la empresa, uno de los pocos que existen en España, es una de las herramientas básicas de este curso. Además, va a ser utilizado también en la formación inicial de aquellas personas que acuden al centro para sacarse el carné de conducir, para iniciar a los alumnos a automatizar movimientos, permitir abaratar el coste de las prácticas y ensayar maniobras que tienen mayor peligrosidad si son reales, como un adelantamiento complejo o situaciones inesperadas como la aparición de una piedra o un animal en la carretera, o escenarios cambiantes como niebla o lluvia intensa.

También entre el público objetivo de uso del simulador se encuentran conductores que sufren de amaxofobia (miedo a la conducción), que tienen en este recurso formativo un medio de exposición progresivo a sus miedos, de forma que se puedan ir superando.

Dotado con tres pantallas, un asiento móvil y todos los mandos habituales de un coche, el simulador permite al conductor conocer sus limitaciones y conseguir interiorizar respuestas correctas ante situaciones complejas o inesperadas.

Respecto a las prácticas en pista, los conductores aprenden a realizar frenadas de emergencia, con o sin ABS, esquivar un obstáculo, controlar un vehículo que sufre un sobreviraje por lluvia o gravilla, etc.

TRAYECTORIA DE ARAGÓN CENTRO DE FORMACIÓN

La empresa oscense, que empezó su andadura en los años 70 como autoescuela, ha evolucionado en el campo de la formación, ampliando áreas de enseñanza profesional e industrial presencial, teórica y práctica, además de elearning. Forma anualmente alrededor de 900 alumnos tanto en conducción de vehículos de particulares y profesionales, como de manejo de maquinaria industrial. Además, es centro homologado para impartir distintos cursos especializados destinados a la obtención de certificados de profesionalidad de las áreas de logística, transporte, artes gráficas, y formación de docentes. También es centro acreditado como agencia de colocación y realiza servicios de consultoría para formación de trabajadores y distintos proyectos.

Comentarios