El PAR plantea una iniciativa en defensa de la ganadería aragonesa de montaña

El Partido Aragonés, a través de su grupo parlamentario en las Cortes de Aragón, ha planteado diversas medidas destinadas a defender y promocionar la ganadería de montaña en la Comunidad. Según la diputada del PAR, portavoz en materia de Medio Rural, Lucía Guillén, que ha impulsado la iniciativa, “la ganadería de montaña aragonesa está definitivamente amenazada de extinción, como denuncia la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés. Recogemos su alarma porque es una actividad determinante para el presente y futuro de muchos pueblos y familias que están desesperadas, para el sostenimiento del medio ambiente y el paisaje que atrae turismo, para ofrecer oportunidades diversificadas de asentamiento de la población, para mantener y generar empleo en transformación y comercio…”

Guillén señala que “si se pierde la ganadería, esas comarcas y sus habitantes están condenados en muchos aspectos de su economía y naturaleza y por lo tanto, Aragón también”, por lo que reclama “un apoyo imprescindible para que salven sus problemas porque, a pesar de la reconversión brutal que ha supuesto la desaparición de cientos de explotaciones, las que quedan pueden ser viables, además de aportar esos otros efectos beneficiosos al interés general de la Comunidad”.

Con ese fin de respaldo al sector, la propuesta presentada por el PAR en las Cortes de Aragón plantea cinco acciones concretas que debería llevar a cabo el Gobierno de Aragón. Entre ellas, destaca la demanda al Gobierno para ‘diseñar y definir una política agraria específica para las zonas de montaña aragonesas en la que quede concretado el modelo agroganadero necesario para esas zonas y las medidas que se van a adoptar para conseguirlo’, ‘contando con los entes locales y el sector primario del territorio’.

Además, el planteamiento de Lucía Guillén reivindica el cumplimiento efectivo de las previsiones y directrices de ordenación territorial del Pirineo, “que son la máxima referencia para el futuro de la zona -ha explicado- y que ya en 2005 advertían del declive de la ganadería extensiva por lo que fijaron el compromiso de potenciar todo tipo de medidas de fomento y diversificación de las actividades agrarias de montaña, mejorando las infraestructuras de los pastos, apoyando la ganadería ecológica, impulsando la comercialización y las denominaciones de origen como la Ternera Montañas de Aragón, respaldando a las razas autóctonas y valorando la enorme aportación del territorio a los espacios naturales protegidos”.

Junto a ello, dos puntos de la propuesta del Partido Aragonés se centran especialmente en la Política Agraria Común (PAC) “que es en estos momentos unas de las máximas preocupaciones de los ganaderos”, indica Lucía Guillén. En concreto, se incluye la solicitud por parte del Gobierno de Aragón, en todo caso ‘antes de agosto de 2016’, para ‘la revisión y corrección del Coeficiente de Pastoreo determinado por la PAC para zonas de montaña con el fin de evitar agravios comparativos con otros territorios’ y que ‘el 5% de la PAC, del segundo pilar (política de desarrollo rural), se destine a zonas y sectores desfavorecidos’.

Por otro lado, se plantea la revisión y modificación de la normativa sectorial sobre actividades e instalaciones ganaderas en Aragón que marcó el alejamiento de las explotaciones respecto de los núcleos habitados y entre sí, obligando actualmente al traslado de tradicionales establos y granjas de ovino y vacuno de los pueblos de montaña, que muchos ganaderos no pueden asumir económicamente por lo que se ven abocados al cierre.

“Con este conjunto de medidas -concluye la diputada del PAR-, con urgencia pero con continuidad, podríamos contribuir a cambiar una tendencia que tiene como horizonte la práctica desaparición de nuestra ganadería de montaña y con ella, una parte esencial de nuestra realidad y forma de entender la vida en esas comarcas y en Aragón”.

Comentarios