El proyecto de biomasa en Monzón paralizado hasta que resuelva el juzgado

Álex Serrano

Con la admisión de la querella contra dos técnicos municipales y dos del INAGA presentada por Ecologistas en Acción por la tramitación llevada de la planta de biomasa en Monzón, todo el proceso queda paralizado hasta que la Jueza titular del Juzgado de Instrucción nº1 de Monzón, decida si abre causa oral o sobreseimiento de la causa, tras concluir su investigación.

Álex Serrano de Ecologistas en Acción explicaba que se optaba por la querella criminal ya que la fianza es menor y supone la paralización inmediata del mismo en todos los estamentos. Mientras que el contencioso exige una fianza inalcanzable y puede que no lleve implícita la paralización cautelar, por tanto puede darse el caso que les dieran la razón y la empresa esté en marcha ya.

El cuerpo de la querella, presentada en el Juzgado, se basa en el informe del Servicio de Cambio Climático y Educación Ambiental Integrada en el que se detectan deficiencias en la autorización con respecto al perceptivo estudio de dispersión de contaminantes presentado por el promotor. Así, no se tiene en cuenta el ozono o la posible concentración de hidrocarburos.

En el documento se habla de la cercanía de la planta a la localidad (600 metros) y recuerda que la combustión de biomasa es un foco de emisión de benzoapirenos.

En el momento de la paralización judicial, el proyecto se encontraba en la revisión de oficio de la Autorización Ambiental Integrada en el que se ha exigido a la empresa un nuevo estudio sobre la dispersión de contaminantes, una redefinición de los accesos y un plan de eficiencia energética, que ya han presentado. Con respecto al primero de los puntos, Alex Serrano, señalaba que no se puede hacer en dos meses.

A partir del 26 de mayo se esperan las primeras declaraciones de los investigados en el Juzgado de Monzón.

Comentarios