Los efectivos de la Campaña Antártica finalizan la Fase de Montaña

maniobras militares benasque Antártida

Este viernes, los 13 militares de la Campaña Antártica dan por concluida la concentración en el valle de Benasque, en el parque Posets Maladeta, donde, desde el domingo, han desarrollado prácticas y entrenamientos con el objeto de mejorar sus conocimientos para desenvolverse, con las necesarias medidas de seguridad, en las condiciones de nieve y frio que encontrarán en Isla Decepción donde se ubica la base antártica del Ejército de Tierra (BAE) Gabriel de Castilla.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

En su estancia en el valle de Benasque han recibido formación sobre normas de seguridad, primeros auxilios, conducción de quads, utilización de GPS, de material específico de montaña o de montaje de tiendas. Pero, además, estas jornadas también les han servido para cohesionarse como grupo. Daniel Vélez, comandante de la campaña, señalaba que una de las “debilidades” es la convivencia diaria, durante 4 meses, en una pequeña porción de tierra, y una de las fortalezas, la polivalencia del personal.

La dotación la forman 13 efectivos, procedentes de distintas unidades, y elegidos entre 200 voluntarios. De los 13, dos pertenecen a la anterior campaña, mantenimiento de instalaciones y motores, puesto que, fueron quienes cerraron la base y se considera conveniente que sea quienes hagan la puesta en marcha de la base. Cabe recordar que, de marzo a noviembre, la base está cerrada y sólo funciona durante el verano austral.

Una vez en Isla Decepción las misiones de los miembros de la campaña serán varias, entre otras, apoyar al personal científico, desarrollar sus propios proyectos, gestionar la base o mantener la presencia militar.

Será a finales de octubre cuando inicien el viaje para pasar cuatro meses en la BAE Gabriel de Castilla. Hasta ese momento, los integrantes de la campaña, van a seguir formándose con fases comunes y otras específicas.

La campaña Antártica es la más antigua de cuántas realiza el Ejército en el exterior. Se desarrolla 13.000 kms de España en una base pequeña, formada por contenedores y módulos de vida pero que goza de muchos servicios.

Comentarios