La CHE denuncia a Canfranc, Villanúa y otros pueblos del Pirineo por no depurar sus aguas

El Ministerio de Agricultura a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro ha denunciado a los ayuntamientos de Canfranc y Villanúa por no depurar sus aguas. Desde estos municipios muestran su indignación por una situación de “callejón sin salida” que puede abocar sus cuentas municipales al desastre. Fernando Sánchez, alcalde de Canfranc, asegura que los pueblos del Pirineo están “en manos de la CHE” y que pueden “aniquilarnos” cuando quieran. Por el momento ha sido una sanción leve, que puede llegar hasta los 10.000 euros, pero Sánchez explica que si quisieran esa sanción puede repetirse hasta la construcción de unas depuradoras a las que el propio consistorio no puede hacer frente.

La competencia de cesión de aguas es municipal, pero Sánchez explica que ya cedieron esas competencias al Instituto Aragonés del Agua y que el propio Estado declaró las obras de construcción de depuradoras en los pueblos del Pirineo de “interés general”, por eso ahora no entienden por qué les denuncian y se convierten en “juez y parte” de esta situación.

En un principio el Estado pagó una cantidad para ese fin, una cuantía que debía gestionar el Instituto Aragonés del Agua, pero que finalmente no se ha ejecutado. Suponemos que ese dinero se ha destinado a otras obras, pero mientras tanto nosotros ya pagamos un canon de saneamiento superior por no depurarlas. Este mismo martes enviaban una carta dirigida al director general de Fondos Europeos del Ministerio. Quieren saber qué se ha hecho con el dinero que no se utilizó para construir sus depuradoras.

Fernando Sánchez explica que esta situación debe afectar a todos los municipios del Pirineo ya que “todos estamos en la misma situación”. Por el momento han recibido la notificación localidades como Canfranc, Villanúa, Panticosa o Castiello de Jaca.

El grupo parlamentario de Ciudadanos en las Cortes ha presentado una solicitud de comparecencia por esta problemática. Quiere una explicación detallada tanto del presidente de la CHE como de la directora general del Instituto Aragonés del Agua y de los alcaldes de municipios afectados.

Comentarios