Carta del alcalde de Loporzano a sus vecinos

Jesús Escario Gracia. Alcalde de Loporzano

Abril de 2.016

La situación creada en nuestro Municipio y los acontecimientos que de la misma se han derivado, como consecuencia de la solicitud de dos proyectos de instalación de sendas explotaciones dedicadas a la producción intensiva de ganado porcino, me llevan a dirigirme a ti, en tu calidad de vecino, para que puedas conocer, de primera mano, el desarrollo de los hechos ocurridos hasta ahora y la opinión institucional como Ayuntamiento y la mía propia, en relación con este tema.

 

Vaya por delante que no pretendo discrepar ni entrar en polémicas derivadas de los juicios de valor que nos está produciendo, sino simplemente manifestar el por qué de la actuación municipal y la de esta Alcaldía, en relación con el mismo; exponiendo, igualmente, unas reflexiones que pueden ser clarificadoras.

 

Mis formas de ser y de actuar, desde siempre, tanto en lo público como en lo privado, he pretendido que sean consecuentes y acordes con la tolerancia, con el respeto a las opiniones contrapuestas y con la conciliación. Y todo ello, unido al favorecimiento de criterios y conceptos que, en cualquier situación, tengan  que ver y vayan orientados hacia el bien común. Esas, repito, han sido, son y serán, las motivaciones que en todo momento, he procurado y pretendo desarrollar, tanto en mi vida privada como en el desempeño de la función pública, desde mis distintas responsabilidades, entre las que se incluye, como no puede ser de otra forma, la Alcaldía de Loporzano.

 

Por ello, principalmente, y aun considerando legítima la manifestación del desacuerdo por parte de algunos de vosotros, lamento, en grado sumo, lo que ha ocurrido y lo que está ocurriendo, teniendo en cuenta que, lo actuado hasta ahora, se ha hecho bajo criterios derivados  del sentido común y la legalidad, sin que, en ningún momento, se hayan podido atribuir conductas partidistas ni favorecedoras de intereses personales.

 

Desde el mismo día de la constitución del Concejo, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento y yo, personalmente, como Alcalde, hemos estado pendientes, dentro de nuestras inquietudes y competencias,  de todas las iniciativas que desde cualquier sector  se han podido plantear para el desarrollo económico y en beneficio, siempre, del conjunto del territorio y de las personas que lo componemos.

 

Los dos proyectos que nos ocupan, tratados en la sesión plenaria del pasado 21 de Marzo y remitidos posteriormente al INAGA, no han sido una excepción y hemos estado pendientes de ellos, siendo escrupulosos en su análisis, contemplando  el desarrollo sostenible de la zona y, por supuesto, el imperativo legal -cualquier otro acuerdo que se hubiera adoptado habría contravenido, de forma evidente la Ley-;  habiendo estudiado y valorado, con detalle, las alegaciones planteadas.

 

En todo momento, ha prevalecido en nosotros el respeto al derecho y a la legitimidad que asiste a los promotores de ambas solicitudes para que, a través de las pertinentes aprobaciones, refuercen el crecimiento y el desarrollo de la zona, constituyendo, además,  unas nuevas fuentes de riqueza, en este caso, agroganaderas, paralelas a las que se han planteado en otros momentos desde los distintos sectores de la economía, como pueden ser el turismo, la construcción y los servicios, entre otros.

 

Es cierto que, determinadas actividades como las que nos ocupan, pueden ser, en algunos supuestos, menos atractivas que otras, pero no es menos cierto que todas son necesarias y complementarias entre sí. Hay que considerar, asimismo, que las inversiones y actuaciones que se corresponden con el sector primario, han sido, desde siempre, constitutivas de prosperidad y progreso, por medio de actuaciones que tienen que ver con la albañilería, la electricidad, la carpintería y, por supuesto, con la alimentación y el consumo. 

 

Concretamente, las instalaciones de porcino en nuestra Comunidad, supusieron, en el pasado año, una actividad económica superior a los 974 millones de euros, a través de los sectores de construcción, amueblamiento, fábricas de piensos, mataderos e industrias  de transformación, con la consiguiente generación de empleo.

 

Por otra parte, en el conjunto de nuestro Municipio, como ya es sabido, existen, hasta ahora, solamente tres instalaciones relacionadas con el ganado porcino, lo que demuestra que, en ningún caso, hay ni puede hablarse de saturación.

 

Comparativamente con el resto de Municipios de la provincia, la densidad de ocupación de estabulaciones de estas características, en nuestro territorio, son sensiblemente inferiores y, para una mejor comprensión, se detallan a continuación:

 

Municipio.       Instalaciones.        Superficie en kms.2

Loporzano                  3                                169                  0,01

Resto provincia       1.927                       15.626                0,12

 

Por todo lo expuesto, quiero hacerte, a través de estas líneas, un llamamiento personalizado,  apelando a tu comprensión para que, siendo cual sea, la resolución que los Órganos decisorios determinen, la aceptemos con naturalidad y altura de miras, en beneficio de nuestra sana convivencia y en la seguridad de que, desde el equipo de Gobierno de este Ayuntamiento, seguiremos actuando con los mismos criterios de trabajo y dedicación.

 

 

Recibe un cordial y afectuoso saludo

Comentarios