Una semana sin noticias del montañero desaparecido en Bujaruelo

labores rescate montañero Guardia Civil

Se ha cumplido una semana desde la desaparición del montañero zaragozano, José María García, de 36 años, en el valle de Bujaruelo, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Ha sido una semana intensa rastreando toda la zona y todavía no hay indicios del lugar a donde pudo dirigirse en su recorrido por el valle del río Ara.

En las últimas horas, Telefónica desplazaba una Unidad Móvil de Emergencia con enlace vía satélite para dar cobertura móvil, con el fin de ayudar en la búsqueda que se está desarrollando en zonas de montaña sin cobertura. Esta unidad móvil permitirá poder mantener la comunicación a familiares, profesionales y voluntarios que están trabajando sobre el terreno.

Un familiar de José María García Fernández ha explicado a Radio Huesca que “unos excursionistas vieron a Chema a las 12,30 el sábado en el puente de Burguill del valle de Ordiso”. Según han explicado los testigos “iba de regreso”.

Hay que recordar que del refugio donde durmió salió a las 8,30 de la mañana. Todo apunta a que no subió a zona de nieve y se mantuvo en la zona donde se le busca. La Guardia Civil ha realizado varios planes de búsqueda con 13 alternativas distintas.

Desde la familia se ha creado un faceboock para seguir buscando posibles personas que pudieran ver al montañero que está desaparecido. La respuesta que se ha dado por parte de la “sociedad está siendo muy amplia”, han indicado la familia y sus amigos.

Durante esta semana ha habido un amplio dispositivo con más de 100 personas participando en la búsqueda. Se unían al operativo la Unidad Militar de Emergencias (UME), un pelotón de esquiadores y una sección de intervención. También se incorporaban bomberos de Zaragoza y Alto Gállego, miembros de Protección Civil y numerosos voluntarios.

El dispositivo lo componen desde el comienzo, además, los cincos grupos de rescate de los grupos de montaña de la Provincia de Huesca (Jaca, Boltaña, Benasque, Panticosa y Huesca); el helicóptero de la Unidad Aérea con base en Huesca y también personal del G.E.A.S. (Grupo de actividades subacuáticas) para revisar pozas y zonas profundas del cauce del río; con cinco guías de perros de búsqueda de personas y la Unidad Canina de Bomberos de Alto Gállego. Además colaboran clubes montañeros, deportistas y forestales.

José María García Fernández tiene una estatura aproximada de 1.75 m, pelo largo, rizado y castaño. El propio responsable del refugio de Bujaruelo daba el aviso al 062 a las 22:40 horas del pasado sábado, al constatar que el excursionista no había regresado para pernoctar como tenía previsto.

Comentarios