Los grausinos estrenan mayo con la romería a San Pedro

ermita san pedro

Aunque el día de San Pedro es el 29 de abril, en Graus, los actos entorno a esta fecha, se dejan para el 1 de mayo. Este año, al caer en domingo y, además, ser festivo el lunes 2, se espera que sean muchos los grausinos que se animen a participar en la romería a la ermita de San Pedro de Verona. A pesar de ser una cita, condicionada siempre por la climatología, con lluvia o con sol, con frío o calor, es una fecha señalada en el calendario festivo de la villa. Posiblemente, es una tradición cuyos orígenes habría que buscarlos hace unos 200 años.

Los que, este año, suban a San Pedro, se van a encontrar con alguna novedad, puesto que, además, de las labores habituales de mantenimiento, que realiza la cofradía de San Pedro, se han plantado árboles nuevos, entre ellos, una palmera, que tiene ya unos 2 metros de altura. Y, en el interior de la ermita, un gran cirio con pie donando por un vecino.

La tarde anterior, en esta ocasión, el sábado, se voltearán las campanas de San Miguel y se dispararán cohetes, para crear ambiente y recordar a los vecinos la proximidad de esta tradición.

Y, el domingo, a las 9, volverán a sonar las campanas y los cohetes y se realizará un pasacalles con la charanga Band&Díez para animar a los vecinos a participar. No ha cambiado mucho, la cita con el paso de los años, aunque, quizás, hoy en día, son más los romeros que llegan, hasta la ermita, en vehículo que quienes lo hacen a pie, bien por el Torroc bien por el “pasé”.

A las 13 horas, tendrá lugar la procesión de bendición de términos y la santa misa, que comenzará media hora antes que otros años, y al finalizar habrá torta y vino para todos.

Después, los romeros se reunirán en grupos y pandillas para disfrutar de una comida campestre que, habitualmente, es a base de ensalada, conejo, caracoles y ajaceite. Y a las 16h, los cofrades y la charanga harán una ronda por todos los grupos para realizar la tradicional rifa de San Pedro. Con lo recaudado la cofradía intenta sufragar los gastos de este día.

Al bajar, sobre las 19 horas, en los aparcamientos de la plaza de San Miguel, se hará una parada, que antaño tenía lugar en la Piedra Plana, donde se realizaba “el baile de la escoba”. Hoy en día se baila al ritmo de la charanga mientras se degusta el poncho con el que la cofradía obsequiará a los romeros.

Desde la cofradía se anima a los vecinos a participar y a hacerlo con respeto por las tradiciones, que se respeten los lugares para establecidos para hacer fuego y a recoger la basura antes de abandonar el entorno.

Comentarios