Emprendimiento social: pequeños pasos para cambiar el mundo

Mercado del 13

Superar las rupturas de pareja, contribuir a mejorar las cotas de bienestar de los mayores, dar visibilidad a las enfermedades raras, correr transformando la energía en energía positiva real o diseñar ropa de bebés solo con tejidos ecológicos, son algunas de las apuestas de los nuevos empresarios. O mejor dicho de los nuevos emprendedores sociales ¿dónde radica la diferencia? Un emprendedor social no piensa única y exclusivamente en su beneficio económico - que también- pero siempre va un paso más allá. Piensa en el beneficio social.

Un emprendedor, como Jesús y Falo de “Felizedad” trabajan para mejorar las cotas de bienestar de los adultos, mayores, mediante servicios de formación, ocio, terapia y asesoramiento

Desde la política, la primer teniente de alcalde del ayuntamiento oscense Pilar Novales, habla de la necesidad de que estos nuevos empresarios tengan “criterios éticos”, mientras que Ramón Tejedor director del Instituto Aragonés de Fomento, recuerda que estamos ante gente que aspira a crear su propia empresa y que, en esa vocación, siempre encontrarán al IAF.

Casi siempre los grandes proyectos tienen detrás grandes historias personales. Francisco Polo: un gran estudiante que sin embargo sufrió “bullyng” en el colegio. Un hombre solidario que estuvo rozando el papel del “Llanero Solitario” con el de “abogado de las causas perdidas”, tal era su vocación. Tanto creció su curiosidad y su apuesta por lo social que acabó siendo el director en España de Change.Org, la plataforma donde millones de ciudadanos depositan una petición que se comparte. Polo asegura que cada hora hay una victoria. Añade, además, que hay que seguir escalando, trabajar mucho y a los políticos les insta a que hagan todo lo posible para que ese talento emigrado, vuelva casa.

Las ideas siguen surgiendo, a veces, incluso una pequeña empresa puede arrancar desde una cruzada personal: un divorcio. Por ejemplo, Beatríz y Ana han creado De Cero un centro de ayuda integral en la superación de rupturas de pareja. No tienen reparo en reconocer que tienen que “agradecer” a sus “exmaridos y su amantes” porque sin ellos (y ellas) nunca habría surgido la empresa De Cero. Sobre todo mucho sentido del humor

Al final, el emprendimiento social, puede ser la herramienta más importante para cambiar el mundo. Alguien decía que en otras décadas eran las cooperativas las que surgían ante la necesidad de unirse. Ahora es el emprendimiento social. Marta Gastón consejera del Gobierno de Aragón, clausuraba el Foro de Emprendimiento Social que se celebraba en Huesca, asegurando que el futuro pasa por aquí.

Comentarios