Fonz disfruta con la música de jazz y sus bailes

trobada fonz jazz

La III Trobada Jazz de Fonz, organizada por el Ayuntamiento en colaboración con la Diputación Provincial de Huesca dentro de su Alto Aragón Jazz Tour, reunía este sábado alrededor de quinientas personas llegadas de varios rincones de la geografía altoaragonesa, así como de Zaragoza o Cataluña que se sorprendían por la calidad musical de las formaciones que actuaban en los escenarios instalados en la Plaza Mayor.

El viento cogía protagonismo en una tarde soleada donde los bailarines tomaban la Plaza Mayor convertida este sábado en una pista de baile de swing, y 'Lindy Hop', la modalidad surgida en las primeras décadas del pasado siglo en EE.UU y que se está poniendo de moda en nuestro país a través de la proliferación de varias escuelas o asociaciones. Una de ellas es la aragonesa Cotton Tales. Uno de sus responsables el oscense Óscar Pascual valoraba la propuesta de la III Trobada de Jazz de unir este estilo de música con el baile. “Es una buena idea la de juntarnos en Fonz para disfrutar de este encuentro tan especial en el que hemos fusionado el jazz con el baile que ahora se está volviendo a poner de moda. La gente se ha volcado y el pueblo tiene mucho encanto”, ha señalado Pascual.

Cotton Tales han impartido un taller de baile y ya por la noche una exhibición de 'Lindy Hop' que ha sido uno de los momentos más vistosos de la Trobada de Jazz.

Decenas de bailarines con sus coloristas atuendos han puesto movimiento a las melodías que iban desde el swing, el blues, el charleston o las composiciones de las big band norteamericanas o el sonido Nueva Orleans.

La III Trobada la abría a las 18.30 Jazz for Kids, la formación integrada por jóvenes alumnos dirigidos por Dani Escolano, creador de la primera Escuela de Jazz de Aragón y responsable de este certamen, quien valoraba la buena acogida. “El comienzo ha sido espectacular con un lleno total en la primera actuación y hemos podido ver a cincuenta bailarines en la Plaza de Fonz. El modelo de jazz y baile es el modelo ideal para complementar los ocho festivales que se desarrollan en la provincia. Además es una idea muy atractiva para atraer visitantes ya que el baile se está poniendo de moda”, ha afirmado.

Tras Jazz for Kids, se llevaba a cabo una actuación de Dixie Rue del Percebe que proponía música divertida en las escalinatas de la Iglesia. El relevo musical lo cogían ya por la noche Víctor de Diego Trío, Carolina Alabau ELE Trío, y como fin de fiesta, el baile 'Lindy Hop' por Cotton Tales.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Fonz, María Clusa, se mostraba muy satisfecha por la gran acogida de público a esta III Trobada y sobre todo valoraba la presencia de bailarines llegados de Huesca, Zaragoza, Lérida y Barcelona. “La primera actuación de Jazz Kids ha llenado la plaza y hemos tenido muchos bailarines. La plaza está muy animada a pesar del viento muy fresco, pero el primer balance es muy bueno y nos han sorprendido la distancia que han recorrido varios participantes para venir a Fonz”, señalaba.

Y para reponer fuerzas, la empresa Osca Food Truck vendía comida desde su camión cocina, una modalidad de gastronomía que también se está popularizando. El vino lo ha puesto la bodega local Sers, de Cofita y que forma parte de la D.O. Somontano.

Comentarios