Desactivado el operativo de búsqueda del montañero desparecido en Bujaruelo

Guardia Civil búsqueda montañero montaña

El Gobierno de Aragón ha solicitado a la Delegación del Gobierno la desactivación de los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que participaban en las labores de búsqueda del montañero desaparecido hace diez días en el Valle de Bujaruelo. La Guardia Civil deja un retén de supervisión y control que continuará con las labores de rastreo en la zona.

La Directora General de Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, María Angeles Júlvez León, vistos los informes emitidos por el Grupo Operativo desplegado en la búsqueda del montañero, ha solicitado a la Delegación del Gobierno la desactivación de los efectivos pertenecientes a la Unidad Militar de Emergencias (UME), todo ello sin perjuicio del dispositivo desplegado por el GREIM de la Guardia Civil, que continuará con la supervisión y control de la zona objeto de las búsquedas. El Gobierno de Aragón expresa su agradecimiento a todas las personas que han participado en la búsqueda.

El Teniente Coronel de la Comandancia de Huesca, Vicente Reig, explica que mantendrán un dispositivo de búsqueda y destaca que no "barajan ninguna hipótesis sobre este asunto".

Vicente Reig indica que durante estos diez días de búsqueda han rastreado con intensidad todo el Valle de Bujaruelo y zonas próximas.

En las labores de rastreo fallecía el pasado sábado, Víctor Martín, de 32 años, soldado del IV Batallón de Intervención en Emergencias de la UME, con base en Zaragoza. El agente se despeñaba en el barranco de Ordiso, sufriendo una caída de más de cuarenta metros.

El montañero desaparecido, José María García, de 36 años, salió del refugio el día 23 de abril a las 8,30 de la mañana. Todo apunta a que no subió a zona de nieve y se mantuvo en la zona donde se le busca. La Guardia Civil realizaba varios planes de búsqueda con 13 alternativas distintas.

Durante la semana pasada se organizaba un amplio dispositivo con más de 200 personas participando en la búsqueda. Se unía al operativo la Unidad Militar de Emergencias (UME), un pelotón de esquiadores y una sección de intervención. También se incorporaban bomberos de Zaragoza y Alto Gállego, miembros de Protección Civil y numerosos voluntarios.

El dispositivo lo formaban desde el comienzo, además, los cincos grupos de rescate de los grupos de montaña de la Provincia de Huesca (Jaca, Boltaña, Benasque, Panticosa y Huesca); el helicóptero de la Unidad Aérea con base en Huesca y también personal del G.E.A.S. (Grupo de actividades subacuáticas) para revisar pozas y zonas profundas del cauce del río; con cinco guías de perros de búsqueda de personas y la Unidad Canina de Bomberos de Alto Gállego. Además colaboran clubes montañeros, deportistas y forestales.

José María García Fernández tiene una estatura aproximada de 1.75 m, pelo largo, rizado y castaño. El propio responsable del refugio de Bujaruelo daba el aviso al 062 a las 22:40 horas del día 23, al constatar que el excursionista no había regresado para pernoctar como tenía previsto.

Comentarios