La Policía Local de Huesca celebra su fiesta echando de menos a sus cuatro compañeros

Fiesta Policía Local Huesca entrega premios

Los cuatro policías locales cesados eran los grandes ausentes de la conmemoración de la Exaltación de la Santa Cruz, patrona de la Policía Local, que se celebraba en el ayuntamiento de Huesca, en un acto austero por expreso deseo de sus compañeros, que siguen esperando una resolución positiva por parte del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

El propio alcalde de Huesca, Luis Felipe, recordaba que ésta era una celebración diferente por esa dolorosa ausencia.

Felipe indicaba que el reto de la Policía, hoy en día, es mantener las libertades públicas, que se ven recortadas para asegurar la seguridad y la protección de los ciudanos, y reconocía la gran colaboración que presta la ciudadanía oscense a la policía. Una policía que, con una plantilla de 80 efectivos, cuenta con una veintena menos que en 2010.

El intendente de la Policía Local, Alberto Edroso, también resaltaba el difícil momento por el que están pasando, tras el cese de sus compañeros, asunto en el que quieren mostrarse optimistas.

Además, Edroso reconocía a sus hombres el gran esfuerzo que hacen para, con menos efectivos, cubrir todos los servicios, realizando un gran trabajo y con gran eficaca.

La celebración de la fiesta de la Policía Local servía también para recordar a dos compañeros muertos este año, Agustín Lanaspa y Miguel García. Tomaban posesión de su cargo dos nuevos Subinspectores, Nicolás Hernández y Javier Serrano. Se homenajeaba a otros dos policías que cumplen 25 años en el cuerpo, Mª Jesús Gabarre y Antonio Campo. Además, se distinguía a otros policías, con la entrega de la Cruz del mérito profesional con distintivo blanco, para José Mª Salvador, Rafael Martínez e Ignacio Escartín. Y se otorgaba la Cruz de servicios distinguidos de la Policía Local, al Inspector de la Policía Nacional, Eduardo Amador Cabrero, y al jefe del SEPRONA de la Guardia Civil, teniente Arturo Notivoli.

Representantes políticos, militares, de las fuerzas y cuerpos de seguridad, empresariales y sindicales, sociales y religiosos, así como familiares de los homenajeados y condecorados asistían a esta celebración, que se desarrollaba en el Salón del Justicia del ayuntamiento de Huesca.

Comentarios