Carta abierta al Sr. Alcalde de Loporzano:

Plataforma Loporzano SIN Ganadería Intensiva

En respuesta a la carta enviada por usted a algunos vecinos y vecinas de este término municipal, deseamos hacerle saber que no nos parece que sea acorde con “la tolerancia, con el respeto a las opiniones contrapuestas y con la conciliación” que se mencionan en la carta ni la forma (unidireccional) elegida por usted para abordar un tema que tanto preocupa en estos pueblos, ni la actitud ni las formas mostradas hasta la fecha hacia este movimiento vecinal; así como tampoco el claro retraso en dirigirse a los vecinos y vecinas (más de cuatro meses después de abrir los expedientes de porcino intensivo en cuestión) ni la extraña manera de seleccionar a los destinatarios y destinatarias de su misiva. Lo hemos dicho en otras ocasiones y lo repetimos: observamos en su actitud una importante falta de talante democrático.

Si pretendía usted justificarse con la carta enviada, ha conseguido el efecto contrario. No solo somos las 269 personas mayores de edad empadronadas y/o propietarias de viviendas o terrenos en este término municipal que formamos la Plataforma Loporzano SIN Ganadería Intensiva quienes seguimos preguntándonos por qué defiende a ultranza a una integradora y dos promotores y da la espalda a una masa social como la de esta plataforma. Por qué nos ningunea desde el primer día. En su carta no nombra a la plataforma, sino a “algunos de vosotros”. Le hemos proporcionado un listado con nombres y apellidos y DNI que nos consta que ha leído atentamente. Sabe cuántos somos. Sabe que de las personas de este T. M. que no han firmado con la plataforma, son muchas las que están también en contra, e incluso más de una así se lo ha hecho saber.

En este término municipal no se entiende su actitud. Y su carta le ha hecho un flaco favor. Usted sabe perfectamente que las explotaciones de porcino proyectadas no generarían empleo en nuestro término municipal. Es más, destruirían los empleos generados por el incipiente desarrollo turístico de la zona. Y aún así, sigue insistiendo en que serían “fuente de riqueza”. Para algunos bolsillos, sin duda. Para la mayoría de vecinos y vecinas, al contrario. Habrá quien pierda su empleo y se devaluarán las propiedades. Nadie más querrá venir a recuperar las casas de piedra y adobe espaldadas, que acabarán en el suelo. ¿Por qué insiste en negar la evidencia? ¿Por qué le parece “necesaria” esta actividad? ¿Necesaria para quién? ¿Cómo puede decir que sería complementaria del turismo? También sabe otra cosa: no son solo dos explotaciones.

Si una persona que está facilitando el desembarco de una integradora en el municipio del que es alcalde argumenta (por llamarlo de alguna forma) que le motiva el “bien común” e intenta justificar en vano sus acciones haciendo uso de recursos públicos, solo cabe pensar que dicha persona no ve claro el límite entre lo común y lo público; lo personal y lo privado. ¿Cómo puede alguien decir que no se le puede atribuir conductas “favorecedoras de intereses personales” cuando está poniendo por encima de los derechos de sus vecinos y vecinas los intereses económicos de dos promotores y una integradora? Cuando se informa favorablemente de proyectos en los que se detecta fácilmente incumplimientos de la legislación; cuando dichos proyectos no documentan de dónde obtendrán el agua; cuando se trata de un municipio con un PGOU paralizado (sin que los vecinos y vecinas sepan por qué) que pueda proteger mínimamente a los núcleos poblacionales de la contaminación que supone una industria como la ganadería intensiva.

Sr. Alcalde: Si algo hemos aprendido en estos cuatro meses de andadura las personas que formamos parte de esta plataforma y quienes nos apoyan es que en este término municipal no debería haber ninguna explotación de ganadería intensiva. Y hay unas cuantas ya (usted habla de tres porque no cuenta las que no son de porcino). Hay algo que se llama ordenación del territorio. Apostar por el porcino intensivo en un T. M. limítrofe de un Parque Natural y de un alto valor ecológico y paisajístico, en el que existen ya iniciativas de desarrollo sostenible como son las relacionadas con el turismo de naturaleza, en el que se ha asentado población y se han recuperado casas gracias al entorno, es un sinsentido.

Sin haber revisado las cifras que da usted en su carta (de las que no indica la fuente), parece posible que en este T. M. tengamos menos explotaciones que en el resto de la provincia, dado que el número de explotaciones de porcino intensivo de Huesca supera los límites de lo que sería razonable y deseable desde un punto de vista medioambiental y de salud pública.

Usted asegura que en el ayuntamiento han sido “escrupulosos” en el análisis de los dos proyectos de marras. Tan escrupulosos que informaron favorablemente de dos explotaciones que requieren casi 20000 litros de agua cada una y que no explican de dónde los van a sacar. Eso, en un territorio de secano en el que los núcleos sufren problemas periódicos de suministro de agua de boca.

También asegura que se ha contemplado el “desarrollo sostenible de la zona”. Según la RAE, “sostenible” significa que "se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente". Nos desconcierta el uso que hace usted del concepto de sostenibilidad; puesto que estamos hablando de una industria contaminante, nociva, insalubre y molesta que genera un gran volumen de residuos que suponen un grave problema de salud pública y medioambiental. Una industria que hipoteca nuestro futuro porque es incompatible con otros modelos de desarrollo.

Y vuelve usted a reiterar que se ha obrado por “imperativo legal”, porque “cualquier otro acuerdo que se hubiera adoptado habría contravenido, de forma evidente, la ley”. Hay claros ejemplos recientes en la provincia de todo lo contrario: Canal de Berdún, Jaca y Puente la Reina de Jaca. La plataforma solicitó una moratoria al ayuntamiento de Loporzano, algo perfectamente legal dado que se trata de una competencia municipal. El ayuntamiento no ha respondido a esta petición.

Sin más, quedamos a su disposición para cuando esté usted dispuesto a escuchar a un gran número de vecinos y vecinas del término municipal de Loporzano cargados de razones:

Comentarios