La parroquia del Perpetuo Socorro pone en marcha su 27º proyecto solidario

La parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro tiene el compromiso, cada año, de apoyar un proyecto solidario, por lo que organizan actividades para reunir la suma de dinero requerida. Este domingo, en las Eucaristías de las 11 y las 12 de la mañana, se presentará el 27º proyecto: la construcción de 50 aseos para familias muy pobres del distrito de Khammam, en la India. Ha sido presentado por las Misioneras del Pilar de Huesca, establecidas en ese país, y que fue aprobado en el Consejo Pastoral Parroquial del pasado 1 de enero. Tiene un coste de 7.641 euros.

La responsable de ejecutar esta iniciativa es la organización “The Diocesan Charitable Trust”, autorizada para recibir dinero del exterior para desarrollar actividades en beneficio de los pobres, oprimidos y marginados.

El grupo parroquial, encargado de promover las actividades para obtener el montante necesario, considera este proyecto como una necesidad extrema de la comunidad. Por ello, anima a todas las personas a colaborar con la financiación de estos baños. Con el fin de recaudar la cantidad de dinero requerida para ejecutar este proyecto, han organizado una serie de actividades durante los meses de mayo y junio. También se pueden realizar aportaciones económicas directamente en los despachos parroquiales o en Ibercaja.

La necesidad de llevar a cabo este proyecto surge a través de un programa llamado “Habitat 2000”, que financia parte de la ayuda a los pobres, víctimas de las inundaciones y otras calamidades naturales para construir casas permanentes de bajo costo. Se han construido más de 1.200 casas en los pueblos seleccionados, pero las casas no tienen baños. Por ello, el área se convierte en un espacio sucio y antihigiénico, lo que conlleva graves problemas de salud, como cólera, hepatitis, diarrea, etc.

El objetivo de este proyecto es aumentar la autoestima de las mujeres, especialmente de grupos marginalizados como los Dalits (castas y tribus), mejorando la higiene y reduciendo enfermedades. Los Dalits, que significa “el oprimido”, son los grupos más abandonados y explotados de la sociedad. Se valora que este proyecto tendrá un impacto positivo en las vidas de esta comunidad, su salud y su bienestar económico.

Comentarios