Las Cortes ensalzan el legado de Manuel Giménez Abad en el decimoquinto aniversario de su asesinato

Diputados, autoridades y representantes sociales recordaban este viernes en el Palacio de la Aljafería al político aragonés Manuel Giménez Abad, en un acto en el que la Fundación que lleva su nombre entregaba el premio para trabajos de investigación sobre descentralización política y territorial. Al Homenaje a la Palabra han asistido también una delegación de parlamentarios uruguayos y mexicanos, ya que se cumplen diez años de la creación de la Escuela de Gobierno en Uruguay y acaba de constituirse la Academia de Gobierno en México

Las Cortes de Aragón recordaban, como cada 6 de mayo, al político aragonés asesinado por la banda terrorista ETA hace 15 años. Más de un centenar de personas se daban cita en el Palacio de la Aljafería en el tradicional ‘Homenaje a la Palabra’, organizado por la Fundación que lleva su nombre y que nació tras su desaparición para contribuir a la investigación y conocimiento del Parlamento, así como del Estado autonómico.

El presidente de las Cortes, Antonio Cosculluela, inauguraba el acto ensalzando la figura de Manuel Giménez Abad -quien fuera letrado mayor de la Cámara, consejero de la DGA y diputado-, y destacando el pluralismo del parlamento que vio discurrir su vida profesional como servidor público.

“Creo que en la historia del Aragón reciente no se ha reivindicado con suficiente energía el pluralismo de estas Cortes como una de las primeras señas de identidad de nuestra Comunidad. Un pluralismo hoy reforzado. Como lo es la necesidad permanente de acuerdo y diálogo entre las formaciones políticas”, defendía.

Reflejo de esa cultura de “acuerdo y compromiso” y de los ideales que siempre defendió Giménez Abad, es la Fundación –decía Cosculluela-, “reconocido lugar de encuentro académico y pluralismo ideológico” tras 14 años de trabajo. De esos esfuerzos, que la han colocado como “una de las instituciones de referencia en España”, destacaba también su “voluntad internacional”.

Y es que en esta ocasión, el Homenaje a la Palabra tenía un carácter especial, al contar con la presencia de una delegación uruguaya y otra mexicana, ya que se cumplen diez años de la creación de la Escuela de Gobierno en el Parlamento de Uruguay, en colaboración con la Fundación, y acaba de constituirse la Academia de Gobierno del Congreso de la Unión en México.

En representación del parlamento uruguayo, intervenían Lilián Galán, presidenta del Comité Político de Seguimiento de la Escuela de Gobierno y diputada, así como el senador y expresidente de la Cámara de Representantes, Enrique Pintado. Ambos conmemoraban el décimo aniversario de la Escuela, que ha formado a más de 500 alumnos en su objetivo de preparar a jóvenes políticos y contribuir al entendimiento y convivencia entre los distintos partidos.

Para dar cuenta del acuerdo unánime de creación de la Academia de Gobierno de México, tomaba la palabra Daniel Barceló, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma, quien ha dado lectura al mismo.

En el transcurso del acto, también se hacía entrega del Premio Manuel Giménez Abad para trabajos de investigación sobre la descentralización política y territorial, que en esta edición ha recaído en David Parra Gómez, profesor de Constitucional de la Universidad de Murcia, por su obra ‘La iniciativa legislativa de las Comunidades Autónomas’.

Pero el momento más emotivo lo protagonizaba Manuel Giménez Larraz, copresidente de la Fundación e hijo del homenajeado, al recordar a su padre como una persona “honesta, excepcionalmente íntegra y que defendía con naturalidad los valores democráticos”. Y aunque reconocía que es “difícil luchar contra el olvido”, agradecía que la Fundación, que tan bien encarna los ideales que marcaron la trayectoria de su padre como servidor público, ayude a sus nietas a “crecer con el recuerdo de su abuelo bien presente”.

Comentarios