Respaldo al Moto Club Monrepós para que siga organizando la ruta “Penitentes” tras las denuncias de la Guardia Civil

Ruta de los penitentes motos

La celebración de la ruta de los Penitentes, que en esta edición contó con más de 400 motociclistas que recorrieron casi 800 kilómetros de Aragón, Navarra y Francia, ha dejado un regusto amargo entre participantes y organizadores. La razón: la elevada presencia de agentes de Tráfico de la Guardia Civil y, según publica la revista ‘Fórmula Moto’, de “un (helicóptero) Pegasus y seis radares ocultos, que se desplegaron por casi 20 lugares con la única intención de realizar una auténtica caza de motoristas”. Fue, a juicio de esa revista y de muchos de los participantes, una “persecución pura y dura”.

Aseguran que el propio teniente coronel de Tráfico en Aragón “estuvo patrullando por las carreteras de tercera” cuando, habitualmente, el Instituto Armado había colaborado siempre en la seguridad de la prueba.

Radio Huesca, se ha puesto en contacto con la Delegación del Gobierno en Aragón para conocer la versión del responsable de tráfico en Aragón. A la espera de sus manifestaciones, se ha indicado que el Delegado esta dispuesto a recibir a las asociaciones que organizan pruebas deportivas en la provincia de Huesca, si así lo solicitan

Pese las muestras de apoyo de participantes y municipios, el Moto Club Monrepós, organizador de la prueba, se reserva de momento su opinión. En declaraciones a Radio Huesca, señalan que prefieren “esperar a opinar públicamente sobre todo lo ocurrido”, pero no ocultan que han “puesto este tema en manos de nuestros abogados”.

El alcalde de Aínsa, ha pedido la palabra en el programa ‘Hoy por Hoy’ para explicar que este tipo de eventos dan riqueza y son positivos para el territorio. Indica que en su término municipal, la ruta Penitentes, se desarrolló con toda normalidad y que les extraño ver tanta Guardia Civil. Reconoce que la Ley está para cumplirla pero que "también hay que ser flexibles".

Según ha podido contrastar Radio Huesca, se ha empezado a mover una corriente de organizadores de pruebas deportivas para pedir una reunión con el delegado del Gobierno en Aragón y con la DGA. Incluso están planteando enviar una carta al Justicia de Aragón para reclamar su intervención en estos asuntos. En Huesca y provincia se tramitan cada año alrededor de mil permisos para todo tipo de eventos relacionados con el deporte, desde el ciclismo al atletismo, el triatlón, el motociclismo y los deportes de aventura, entre otras modalidades.

Los organizadores piden que se cree una mesa de trabajo que analice todas estas cuestiones para, primero cumplir la ley, segundo garantizar la seguridad, y tercero, que se sigan celebrando para generar la riqueza que supone para el territorio.

El jefe provincial de tráfico, Andrés Fernández del Río, explica la normativa para este tipo de actividades. En declaraciones a Radio Huesca, señala que el anexo 2 del reglamento de pruebas deportivas no contempla concentraciones como la ruta de los Penitentes. “No es una prueba deportiva” y, por tanto, los organizadores deben comunicar a Tráfico la celebración y ruta por la que transcurre sin más. A partir de ahí, “los motoristas deben regirse por la Ley de Tráfico”.

Fuentes cercanas a la organización recuerdan que la Guardia Civil siempre ha realizado un trabajo exquisito con la ruta y que incluso muchos guardias y mandos han sido y son participantes del evento. Algunos participantes indican que están “muy agradecidos al Cuerpo por todos estos años de colaboración”.

Los Penitentes tenían este año un recorrido de casi 800 km, muchos de ellos por carreteras en las que la media de velocidad no supera los 40 km/h, con 5.000 curvas, sin afán competitivo y con –como explicaba el folleto-, “el orgullo de pertenecer a un grupo, de disfrutar de unos parajes de ensueño y de vivir una experiencia mística con tu moto”.

‘Formula Moto’ sigue explicando que “para muestra del civismo de los participantes hay que resaltar el único accidente reseñable”. “Se trata –señala- de un participante con una moto clásica con salida de vía en una curva cerrada en bajada. Por tanto, un perfil que nada tiene que ver con la idea de motorista=delincuente que acciones como la llevada a cabo por la Guardia Civil durante Penitentes refleja”.

Apuntan a que lo peor de todo es que este lamentable accidente coincide con una presión “desmesurada” de la Guardia Civil que nunca se había producido y casualmente es el primero con lesiones que se produce en la historia de Penitentes tras 11 años más de 5.000 participantes y casi cuatro millones de kilómetros recorridos.

En cualquier caso, a pesar de todos los pesares, -apuntan- “Penitentes 2017 seguirá estando organizado en la comunidad autónoma de Aragón, conjuntamente Francia, según confirman fuentes del Moto Club Monrepós. Muchas localidades han mostrado verbalmente su apoyo a la ruta y en los próximos días la trasladarán por escrito con objeto de respaldar al Moto Club y agradecer el trabajo desinteresado en favor del Turismo en Aragón.

Comentarios