CHA pide al equipo de gobierno que esté vigilante ante la situación de la muralla

Para Chunta Aragonesista, el mal estado de la muralla de Huesca evidencia la necesidad de una actuación urgente para que no se degrade aún más, ni ocurran desprendimientos como el del pasado martes en el solar utilizado como aparcamiento frente al albergue municipal.

CHA recuerda que conforme la ley, es el propietario del bien el que tiene el deber de conservarlo adecuadamente y por tanto responsable de los daños provocados a terceros como consecuencia de su deficiente estado de conservación”. La Ley 3/2009, de 17 de junio, de Urbanismo de Aragón, en el artículo 251 dispone que "los propietarios de cualesquiera edificaciones deberán mantenerlos en adecuadas condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y calidad ambiental, cultural y turística".

David Félez, coordinador de CHA-Huesca considera que “el Ayuntamiento no puede quedarse de brazos cruzados ante el deterioro de la muralla, debe tener previstas una serie de medidas para llevar a cabo una adecuada conservación de la misma, garantizando las adecuadas condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y calidad ambiental, tal y cómo está obligado a hacer el Consistorio como propietario del monumento, además de ser el responsable de los daños que pudieran producirse a terceros”.

Es necesario que el Equipo de Gobierno acometa actuaciones mínimas de mantenimiento para la adecuada conservación de la muralla, que pasarían por la simple eliminación de la vegetación, tarea sencilla y rápida de realizar, que si se realizase por lo menos una vez al año, evitaría daños mayores en el futuro. CHA ha denunciado en diversas ocasiones que la vegetación empezaba a acumularse entre las piedras de algunos tramos de la muralla y es que las plantas superiores (musgos, hierbas, arbustos) desarrolladas sobre las piedras de las edificaciones colaboran a su deterioro desde varios puntos de vista.

Los trabajos de consolidación de la muralla musulmana de Uesca que se han emprendido en los últimos tiempos no tienen fecha de finalización, algo que debe exigir ante la DGA el Equipo de Gobierno Municipal, consiguiendo también un remate digno del espacio recuperado que ahora cuenta con una valla provisional, y teniendo en cuenta que está pendiente la ampliación del CP San Vicente, que resolvería el encuentro del colegio con la muralla.

Comentarios