Retoman su actividad los talleres de gastronomía

La Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Provincia de Huesca, junto a la Escuela de Hostelería San Lorenzo, organizan este lunes el octavo curso de los Talleres Huesca La Magia de la Gastronomía que van a protagonizar los aragoneses Guillermo Cruz, sumiller del restaurante Mugaritz de Rentería, considerado uno de los 20 mejores sumilleres del mundo, y David Baldrich, propietario del restaurante la Senda de Zaragoza además de “Mejor Cocinero Aragonés del año 2013”. El taller se desarrollará en las instalaciones de la Escuela de Hostelería San Lorenzo.

Este curso pretende realizar un recorrido por la actualidad de la gastronomía, arrancando con una clase magistral sobre las tendencias en sala, y continuará con una exhibición-degustación centrada en reinterpretaciones de platos clásicos aragoneses y sus respectivos maridajes con vinos de Bodega Pirineos.

El zaragozano, Guillermo Cruz, estudió el grado superior de Restauración en la Escuela de Hostelería de Miralbueno. Posee el máster en enología técnica en SEAS y obtuvo la titulación de sumiller en la Escuela Española de Cata de Madrid. Entre sus premios, destaca el de Mejor Sumiller de España en 2014. Representará a España en el Concurso Mejor Sumiller del Mundo 2016 que tendrá lugar en Argentina

David Baldridch también estudió un grado Superior en Restauración en la Escuela de Hostelería de Miralbueno y realizó las prácticas en el restaurante La Granada. Tras un breve paso por el restaurante La Carambola acaba trabajando un año y medio en Pamplona a las órdenes de David Yarnoz, en el Molino de Urdaniz (1 Estrella Michelin).

En 2008 abre el Restaurante La Senda, pequeño restaurante de 18 plazas de cocina tradicional, pero a los dos años replantea el negocio y lo basa en un menú degustación con ingredientes cotidianos que transforman en platos de alta cocina usando las últimas técnicas y jugando con contrastes de sabores, temperaturas y texturas. En 2013 obtuvo el título de mejor Cocinero de Aragón.

Comentarios