Museos y centros de interpretación para descubrir la historia de la Ribagorza

Centro Inerpretación Arén

Los antiguos oficios, las tradiciones, el arte, la pintura o la fauna son sólo algunos de las temáticas de los numerosos museos y centros de interpretación que salpican la geografía ribagorzana y que permiten a vecinos y visitantes adentrarse en la historia, la memoria, la identidad o el patrimonio cultural de la Ribagorza.

Desde Espacio Pirineos, el Museo de Iconos de la Virgen de la Peña y el Museo de Historia y Tradición de la Ribagorza, que se localizan en Graus, hasta el Museo del Traje Benasqués.

Pasando por el Museo del Sarrio de Castejón de Sos, el Molino Harinero y el Museo Geológico en Laspaúles, el Museo de la Electricidad de Seira, el Museo de Juegos Tradicionales y el Museo de los Bastones de Campo de Campo.

En el valle del Isábena, es en Roda de Isábena donde se encuentran el Museo del Modelismo Naval, Aéreo y Etnografía de la Era de Vicién y la muestra permanente de objetos litúrgicos en la catedral.

Y, en el Noguera Ribagorzana, el Museo de los Dinosaurios, en Arén, el Museo de Arte Sacro y el Molino de Aceite, en Benabarre.

Además, los diferentes centros de interpretación como el del Posets Maladeta en Aneto y Benasque, el de la Ribagorza, en Arén, el dedicado a los Monumentos Naturales de los Glaciares Pirenaicos de Eriste o el centro de visitantes de Montsec de L’Estall, sin olvidar otras propuestas que son museos en sí mismas como los Monasterios de Obarra o Alaon, el santuario de Torreciudad, la catedral de Roda de Isábena, el templo busdista de Panillo, la villa medieval de Montañana, el parque temático de Las Brujas, el yacimiento de Labitolosa, o el castillo de Benabarre.

Comentarios