Crece el debate sobre la planta de biomasa de Monzón

Forestalia Renovables, empresa impulsora de la planta de biomasa en Monzón, y la Plataforma No a la Incineradora discrepan en dos aspectos fundamentales: la distancia al casco y el impacto de las partículas que resultarían de la actividad y que afectarían a la calidad del aire en la ciudad.

En el primero de los casos, la empresa habla de localidades como Briviesca a 800 metros de las viviendas o Villanueva de Algaidas a 650 metros, en Monzón es de 600. La ubicación es innegociable para la plataforma.

En el segundo de los casos, la firma habla de un informe realizado por una empresa especializada y la reducción de un 99% de la emisión de partículas, mientras que la Plataforma habla de incineración de 51.000 kilos de astillas de madera cada hora que generarían 16.500 toneladas de cenizas al año.

En estos momentos el proyecto se encuentra paralizado por orden judicial, hasta que la jueza determine si hubo delito en las declaraciones de interés público y en la declaración medioambiental. Para Fernando Muñoz, consejero delegado, no hay ningún tipo de delito, ya que el INAGA es un organismo muy exigente.

Alex Serrano de Ecologistas en Acción explicaba que planteaban la querella para paralizar la planta y aseveraba que la jueza habrá visto algún indicio, ya que lo va a investigar.

Si al final se produjera el sobreseimiento judicial, Forestalia tendría dos años para construir la planta con una inversión de unos 100 millones de euros y la creación de unos 300 puestos de trabajo durante este período. A ello hay que añadir los agricultores que plantan y cultivan el eucaliptus, que se usará para quemar y generar electricidad.

CRONOLOGÍA

Marzo 2014 el consejo de Ordenación del Territorio de Aragón informaba favorablemente el proyecto básico de una planta de generación de energía eléctrica, mediante la combustión de de biomasa.

Ecologistas en Acción ya anuncia que esta planta conllevará unos impactos sobre la salud y calidad del aire inasumibles por lo que pedía al INAGA que no dé la declaración Integral de Impacto Ambiental.

El PSOE mostraba su desacuerdo por la ubicación elegida

Mayo de 2014 el consejero de Industria, Arturo Aliaga apuesta por la planta de biomasa en Monzón.

Junio de 2014 el Ayuntamiento de Monzón inicia el expediente de Declaración de Interés Público para la planta, que concedería al poco tiempo.

CHA advierte de los peligros de la planta.

Noviembre 2014 el consejero de Agricultura Modesto Lobón defiende el proyecto con la creación de 240 puestos de trabajo.

Agosto 2015 el INAGA formula la declaración de impacto ambiental y se otorga la autorización ambiental integrada para una planta de generación de energía eléctrica mediante biomasa de 170MWtérmicos en Monzón promovida por Solmasol I, SL.

Octubre 2015 Ecologistas en Acción considera que la Declaración de Impacto Ambiental compatible de la Planta de Incineración de Biomasa decretada por el  INAGA va en contra de la salud de los ciudadanos de Monzón y otras localidades cercanas.

El PAR se muestra favorable a la planta y el alcalde de Monzón, Álvaro Burell recuerda que el proyecto pende de la regulación del sistema energético español.

Noviembre 2015 nace la Plataforma No a la Incineradora de biomasa y se empiezan a recoger en contra del mismo. Se inician las primeras charlas informativas e IU pregunta en las Cortes de Aragón sobre la postura del Gobierno de Aragón al respecto.

El alcalde y el concejal de Medio Ambiente. Miguel Aso comparecen para pedir tranquilidad sobre el proyecto y anuncian que estarán vigilantes. Podemos y Ciudadanos piden más explicaciones sobre la planta.

Diciembre 2015 CEOS apoya a la instalación de la planta y la Plataforma alcanza las 5.000 firmas online.

Enero 2016 la sociedad Forestalia (Somalsol I) ha conseguido 108 megawatios de los 200 subastados en biomasa y 300 de los 500 megawatios en eólica, por tanto tiene la energía necesaria para desarrollar, si así lo quisiera el proyecto de la planta de biomasa en Monzón. La Plataforma pone en duda el sistema de subasta.

El PP se hace una foto en el lugar donde se ubicaría la planta y el alcalde recibe a los vecinos de Los Tozales,

Febrero 2016 las Cortes pide estudios sobe posibles afecciones a la salud y el consejero dice que no informó en el expediente de la biomasa porque no se lo pidieron. Por primera vez Forestalia da explicaciones del proyecto en la clausura de la Semana Agraria del Cinca Medio.

Marzo 2016 la Plataforma realiza una andada al lugar donde se quiere instalar y son recibidos por el INAGA, que les hace entrega del informe del Servicio de Cambio Climático que pone en duda el estudio de dispersión de partículas.

Abril 2016 Ecologistas presenta recurso de nulidad en el Ayuntamiento sobre la Declaración de Interés Público para la instalación de la planta y presentan una querella en el Juzgado de Instrucción de Monzón contra dos técnicos municipales y dos del INAGA, éstos últimos por la declaración. Paralizado el proyecto al admitirse a trámite.

Mayo 2016 Forestalia anuncia un nuevo estudio sobre las partículas y explica que no habrá incineración.

Comentarios