Rochel, Novelle y Eloy, tres emblemas de club, dicen adiós agradecidos al BM Huesca

Los tres jugadores ponen fin a su ciclo en el conjunto oscense y lo hacen agradecidos por las temporadas en las que han estado defendiendo la camiseta de un club que ha vivido sus mejores momentos con este grupo con el que se llegó a conseguir la clasificación para la Copa EHF, la fase final de la Copa del Rey y de la Copa ASOBAL, con un gran cuarto puesto en la liga.

Rochel y Eloy González llegaron en 2012 del desaparecido Torrevieja y al año siguiente Pepe Novelle de Anaitasuna se incorporó al BM Huesca. Han sido piezas fundamentales para Nolasco en el equipo por su experiencia y calidad. Como comentaba Javier Zaragoza en nombre del club, ‘se van tres emblemas de este club’ y añadía que con ellos se dio el salto calidad y ‘nos ayudaron a caminar por la élite’. Han sido jugadores referentes y desde el BM Huesca se les agradece el esfuerzo y dejan ‘las puertas abiertas’ decía Zaragoza.

Para los tres el momento de la despedida siempre es duro, pero en este caso Rochel ya había dicho anteriormente que su ciclo había terminado y ahora las circunstancias y los nuevos planteamientos de futuro de la entidad cierran también su paso por Huesca de Eloy y Pepe Novelle.

Palabras de agradecimiento de los jugadores hacia el club y del club hacia los jugadores en la despedida donde no faltaban el resto de integrantes del equipo. El listón está alto y Rochel, Novelle y Eloy confían en que el Bada Huesca sigue creciendo y volviendo a recuperar aquellos éxitos no muy lejanos, pero que por diferentes circunstancias no se han podido repetir en la dos últimas campañas.

Las lesiones les han impedido competir a tope en estos años, sobre todo a Eloy que se perdió la temporada pasada completa. Rochel y Novelle también han acusado lesiones, pero siempre han dado muestras de profesionalidad en la cancha.

No solamente se van tres jugadores, se van tres personas que se habían integrado en la ciudad y en la sociedad oscense y que se llevan un gran recuerdo de Huesca, como también los aficionados lo tienen de ellos y por supuesto la directiva que preside Francisco Giné que no pudo estar en la despedida por un tema personal.

Lógicamente y con las limitaciones económicas que hay para el año que viene es momento de cambios y de configurar una plantilla más modesta, pero con toda la ilusión para que el año que viene se vuelva a luchar con los mejores en la liga ASOBAL. De momento el reto de este año es la octava posición.

Comentarios