El Peñas ante su segunda oportunidad en Melilla

El equipo oscense juega este domingo a las 19 horas en Melilla el segundo partido de la final de ascenso a la ACB. Tras la primera derrota los de Quim Costa intentarán sumar un triunfoque les permita traer la serie con factor cancha a Huesca. Frenar el juego interior y especialmente a Sonseca será una de las claves de este segundo partido.

En el primer partido el Melilla vencía por 86-81 en un partido igualado hasta que Suka y Hernández Sonseca decantaban la balanza para los locales que suman la primera victoria de la serie final de ascenso a la ACB.

Buen comienzo de los peñistas que se fueron arriba con un 0-7 que fue neutralizado rápidamente por Melilla que no quería que el Peñas consiguiera tener una renta amplia de inicio. Con el 17-16 los de Alcoba le dieron la vuelta al electrónico, si bien fueron los oscenses lo que terminaron con 24-27 a su favor el primer cuarto.

En el segundo las fuerzas se mantuvieron igualadas y bajó el porcentaje de anotación y al descanso se llegó con 43-41 en el marcador, en este caso a favor de Melilla. Como se esperaba, el partido fue igualado y muy disputado y las alternativas fueron constantes y al final del tercero el resultado era de 63-61.

En los últimos diez minutos, Suka con dos triples y luego Hernández Sonseca, que dominó los tableros durante los 40’, permitieron a Melilla irse por delante con una ventaja que llegó a los ocho puntos y que decantó la balanza.

El Peñas nunca se rinde y con un triple y una recuperación de balón se puso 85-81 y pudo haber apurado algo más, de no haber perdido la pelota, y por lo tanto los melillenses terminaron rematando el triunfo por 86-81.

Quim Costa tendrá que intentar frenar el juego interior y especialmente a Hernández Sonseca que con 23 puntos y siete rebotes fue el mejor con 28 de valoración. Suka hizo 14 puntos y Asier 13. En el Peñas los máximos anotadores fueron Huskic con 15, Pardina con 14, Davis y Cristian Díaz con 11 y Maludas con 10, repartiendo mucho los puntos los peñistas.

La diferencia en el rebote, con 30 para Melilla por 22 el Peñas, y los peores porcentajes en el lanzamiento fueron determinantes en el triunfo final de los locales.

Se ha perdido una batalla, pero no la guerra y ahora toca pelear el domingo, a partir de las 19 horas, por ganar y traer la serie a Huesca con el factor cancha.

Comentarios