El Pirineo más unido que nunca para reivindicar energía, ganadería y agua

ADELPA 2016

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA) mostraba unanimidad en su última asamblea uniendo posturas con respecto a la ganadería de montaña, energía reservada y el Plan Hidrológico de cuenca, con el asunto de las sanciones que se están imponiendo a los municipios por falta de depuración. En dicha asamblea acusaban a las Cortes de Aragón de falta de voluntad, instaban al ministerio para que actúe con la mayor eficiencia posible y pedían a la CHE que los reciba.

Más de setenta representantes de municipios pirenaicos se daban cita en la asamblea, convocados por Adelpa, para abordar los asuntos que en estos momentos más preocupan a los habitantes del Pirineo. Pablo Castán, presidente de la Asociación, reconocía que el éxito de la convocatoria y la unanimidad mostrada en todo lo propuesto, les faculta para reivindicar con más fuerza tanto en la Confederación Hidrográfica del Ebro como en el Gobierno de Aragón y en el ministerio en Madrid.

La situación actual de la ganadería de montaña arroja cifras tan preocupantes como que hayan desaparecido 500 explotaciones ganaderas en el Pirineo. Esto significa que, de cara al futuro, esta actividad desaparecerá. No existen medidas específicas en las políticas agroganaderas para esta zona de montaña. La situación exige medidas urgentes por lo que, solicitan, una comparecencia ante las Cortes de Aragón.

Los asuntos relativos al agua, depuradoras, el canon de vertidos o aprovechamientos hidroeléctricos también obtuvieron la unanimidad de los municipios pirenaicos. La asamblea exigía a la CHE el archivo de los expedientes sancionadores iniciados y la concesión de las correspondientes autorizaciones de vertido a los ayuntamientos del Pirineo, incluso –añadían- aunque no cuenten con depuración- achacando esta falta al Ministerio de Agricultura y Gobierno de Aragón.

En lo relativo al aprovechamiento hidroeléctrico, la asamblea acordaba exigir al ministerio que los rendimientos obtenidos por el Estado derivados de esta explotación, se destinen “en primer lugar a la restitución económica y social del territorio que los genera”. Le exige también al ministerio que “deje de otorgar trato de favor a las empresas hidroeléctricas” y le pide que “actúe de forma diligente y en defensa de los legítimos intereses de las administraciones públicas locales”.

Adelpa se constituyó en 1996 y acoge a las cuatro comarcas del Pirineo: Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza, con un total de 108 ayuntamientos que, reconocen, si no se toman medidas urgentes se pone en peligro la supervivencia de las zonas de montaña de la provincia.

Comentarios