Cambiar Monzón presenta moción de apoyo a los 8 de Yesa

El Grupo Municipal de Cambiar Monzón ha presentado una moción al Pleno de la corporación en defensa de los 8 de Yesa, manifestantes que el 10 de octubre de 2012, en las inmediaciones de la localidad de Artieda, se concentraron con decenas de vecinos del municipio, así como con otras personas venidas de diferentes lugares, en la cruzada ciudadana que pretende paralizar las obras del recrecimiento de Yesa.

La moción pide que se reconozca el derecho a la discrepancia y a la protesta, siempre que se manifieste de forma cívica y pacífica, como un elemento fundamental para construir una sociedad democrática y plural. Asimismo, instan a que se declare “desafortunada” la orden emanada desde los responsables gubernativos que conllevó una carga policial “innecesaria” y que se muestre la solidaridad de la institución con las ocho personas encausadas, conocidas como los 8 de Yesa.

El portavoz de Cambiar Monzón, Miguel Aso, ha señalado que “todos los manifestantes estaban en las inmediaciones de Artieda defendiendo lo que llevan defendiendo pacíficamente durante décadas: el derecho a paralizar las obras del recrecimiento de Yesa. No era, por tanto, la primera vez que se manifestaban. Por ejemplo, el 20 de enero de 2004, vecinos y vecinas se reunieron en la entrada de su pueblo para impedir, simbólica y pacíficamente, la entrada de los funcionarios de la Confederación Hidrográfica del Ebro. En ese caso, la protesta finalizó del mismo modo que había comenzado, de forma pacífica”.

Sin embargo –añade Aso-, el 10 de octubre de 2012, la situación final fue bien distinta; por órdenes políticas, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado presentes en Artieda, cargaron contra las personas que pacíficamente se manifestaban y que asistieron atónitas a un espectáculo dantesco. Consecuencia de esa innecesaria decisión política de ordenar la carga, varias personas tuvieron que recibir asistencia médica ante las heridas de diversa consideración y 8 ciudadanos fueron denunciados, pidiendo en conjunto para todos ellos, 36 años de prisión, 300 días de cárcel y una indemnización total de 22.020 euros, por delitos de desórdenes públicos, atentado y desobediencia a la autoridad, algo a todas luces completamente desproporcionado dado lo sucedido en Artieda, cuyos responsables no son otros que los políticos que ordenaron la carga”.

Para el portavoz de Cambiar Monzón, “las ordenes políticas de carga, que debieron emanar de la CHE y la Delegación del Gobierno de Aragón, buscaban dos objetivos: generar descrédito a la lucha ciudadana en defensa de la paralización de las obras de Yesa y manifestar que la autoridad del Estado es incuestionable por mucho que se manifieste la gente, lo que sin duda es un ejercicio de autoridad mal entendida basada en el ‘orden y mando’ que tanto le gusta al Partido Popular y que le llevó a hacer la denominada Ley Mordaza”.

Aso ha señalado que “en los próximos días tendremos novedades jurídicas importantes en relación a estos hechos e incluso hay manifestaciones ciudadanas al respecto. Por ello, hemos entendido que era un buen momento para que se mostrara en primer lugar nuestro apoyo como grupo político, y en segundo lugar, la esperanza de que el del Ayuntamiento de Monzón haga lo propio aprobando esta moción”.

Comentarios