Marco Escribano no continuará en el Bada Huesca

El jugador de la cantera y emblema de la entidad ha comunicado a la junta directiva que no seguirá ligado al club. Escribano comenzó desde muy joven en la base y llegaba al primer equipo donde ha saboreado todos los éxitos con el ascenso a la ASOBAL, la disputa de las fases finales de la Copa del Rey y Copa ASOBAL y la participación internacional en la EHF.

Marco Escribano ha estado realizando un importante esfuerzo para compaginar sus estudios de medicina con el deporte de máximo nivel y los entrenamientos y ha decidido concluir esta etapa, a pesar de su juventud, y encauzar su vida por otros derroteros.

En el año 2015 fallecía su padre, gran aficionado y persona muy vinculada también a este deporte en Huesca, y que fue un gran apoyo en su trayectoria a lo largo de estos años. Ha sido una referencia y un ejemplo para los chavales que empiezan y que puede ver en él un espejo para llegar a lo más alto, como ha hecho Marco.

Desde el club se emitía un comunicado en el que ‘se quiere agradecer a Marco su implicación con el equipo y su importante papel dentro del proyecto del Balonmano Huesca, ya que ha sido un ejemplo en todo momento para los más jóvenes de la cantera. El club y la afición al balonmano de Huesca siempre le reconocerán y agradecerán su enorme trabajo y el cariño que ha mostrado durante todos estos años por el club. Desde aquí te damos las gracias por tu esfuerzo y dedicación, y te deseamos toda la suerte en todos los proyectos que afrontes en el futuro. Además de recordarte que el Balonmano Huesca siempre será tu casa’.

Escribano escribía una carta en la que señalaba que: “Hoy quiero comunicar una de las decisiones que más me has costado tomar en mi vida. Después de 7 años, dejo el primer equipo del Balonmano Huesca. En estos siete años he vivido momentos muy buenos, y otros no tanto. Pero en todos ellos me he sentido orgulloso y feliz por estar en este club. Desde pequeño siempre soñé en ser parte de este equipo, y esos sueños se han superado llegando incluso a pasear el nombre de mi ciudad por Europa. Ahora, creo que toca terminar un ciclo y empezar uno nuevo, con nuevas ilusiones.

Para despedirme me gustaría agradecer a toda la gente que me ha ayudado en esta etapa. En primer lugar, gracias todos los que han sido mis compañeros, de aquí me llevo grandes amigos dentro y fuera de la pista, sin olvidarme de los del segundo equipo. Gracias a la ciudad de Huesca, a nuestra afición y sobre todo a la Peña Orgullo de Huesca, incansables en su apoyo. Gracias a club y a toda su directiva por el trabajo tan fantástico que realizan. Gracias a todos mis entrenadores y ayudantes, incluidos los de la base, en especial a Fernando de Andrés, dispuesto a ayudarme a cualquier hora. Gracias a gente que está en la sombra y que tienen una importancia increíble para el Club, Labordeta, Josan, Fernando Udina y también a Néstor y todo su trabajo con la base. Gracias a los medios de comunicación, siempre apostando por nosotros.

Y lo más importante, gracias a mi familia, mis amigos, compañeros de universidad que me han aguantado y han hecho el camino más fácil, consolando en las derrotas y celebrando en los éxitos. En especial a Lara, a mi hermano, mi madre y mi padre, al que tanto le debo. Por desgracia no puedo saber que opinaría él de esta decisión, pero sé, que como ha hecho siempre, me apoya hasta el final. Ojalá sea sólo un hasta luego, ha sido un honor llevar esta camiseta y el Balonmano Huesca siempre irá conmigo vaya donde vaya.”

Comentarios