La IV Liga Aragonesa de Atletismo y el LXIX Trofeo Ernesto Bribián coinciden en Monzón

Monzón acoge este sábado la tercera jornada de la IV Liga Aragonesa de Pista al Aire Libre de Atletismo- Gran Premio Ibercaja, que se disputa en 7 jornadas. Tal y como sucediera el año pasado, el Hinaco Monzón volverá a aprovechar la cita para celebrar el LXIX Torneo Ernesto Bribián.

Los clubes participantes son: Intec Zoiti, Grupos de Montaña Sabiñánigo, Alsina Ada Zuera, Hinaco Monzón y Simply Scorpio. La competición es tanto en masculino como en femenino.

En cada jornada puntúan los 10 primeros atletas de cada sector (tabla Húngara), otorgando 10 puntos al primero, 9 al segundo... haciendo clasificación tanto en categoría absoluta como júnior. Si algún atleta puntuara en dos sectores, se dará el premio de mayor cuantía pasando el otro a la siguiente mayor puntuación. Caso de que ganara dos premios de igual cuantía, se dará el premio a la mejor puntuación por tabla Húngara. Habrá premios en metálico y trofeos para los primeros clasificados.

Con respecto al Ernesto Bribián se disputa en categoría masculina con las siguientes pruebas: pértiga, disco, 300 m.v., 400m vallas, 1.000 metros, 200m, 800m, longitud, 3.000m, martillo, 2.000m obstáculos juvenil, 3.000m obstáculos y 4x400m, y en categoría femenina con las pruebas 40m vallas, longitud, 300m.v., 200m, disco,1.000m, 800m, triple, pértiga, 3.000m, 100m, 3.000m obstáculos, 2.000 obstáculos, martillo, 4x100m y 4x400m.

Los premios son de 300 euros para la mejor marca masculina y femenina absoluta y 100 euros para los atletas que mejoren alguna de las marcas de trofeo.

A lo largo de su historia, el Trofeo se ha disputado en tres escenarios: la Arboleda, pista de tierra de 286 metros de cuerda y cuatro calles, luego la de ceniza de 300 metros y seis calles en la carretera de Pueyo y ahora la pista sintética de ocho calles.

Con motivo de la cincuenta edición se cambiaba el nombre de San Mateo a Ernesto Bribián. En el transcurso de estos años se han batido muchos records, y se han producido muchas anécdotas. En el año 1959, el Torneo daba un paso más, al ser el primer encuentro internacional que se celebraba en Aragón con la visita de los franceses de Auch.

La importancia y longevidad del mismo, obedece a que nunca se ha dejado de disputar hiciera la climatología que hiciera. Además, los años han propiciado un cambio en los premios ya que de la copa se ha pasado a los premios en metálico.

Comentarios