Casi 3.000 personas se beneficiaron de la acción de Cáritas Huesca en 2015

Cáritas Diocesana de Huesca ha dado a conocer su memoria de actividades del pasado año 2015. Con un presupuesto de 1,8 millones de euros, han visto cómo se reducían algunas subvenciones, al tiempo que crecían las donaciones y las herencias, y aumentaba la venta de sus productos. Recuerdan que toman partido por las personas y sus vidas, y que han intentado no trabajar desde la beneficiencia.

Cáritas desarrolla su actividad a través de seis programas: acogida, promocional, inserción laboral, personas sin hogar, cooperación internacional y animación comunitaria. Recuerdan que han apoyado mucho a las familias, mientras que las administraciones públicas se han apoyado mucho en Cáritas. Tienen la sensación de que se les otorga un exceso de responsabilidad, y que han hecho más de lo que debían, asumiendo la competencia de paliar los excesos de la crisis.

El pasado año sufrieron un importante descenso de las aportaciones realizadas desde el IRPF y el Instituto Aragonés de Servicios Sociales. Entre los dos, llegaron a Huesca más de 100.000 euros menos, un auténtico varapalo. Esto se ha paliado gracias al aumento de la colaboración en el ámbito local y provincial, con las importantes aportaciones del ayuntamiento de Huesca y Diputación Provincial.

Aunque la evolución es lenta, se cree que la gente a la que atiende Cáritas serán los últimos en mejorar en el proceso de salir de la crisis. El pasado año, casi 3.000 personas participaron en distintas actividades de Cáritas, por lo que se vieron beneficiadas unas 6.000 personas, más de un 7% de la población de la diócesis. Sacar adelante tanta solidaridad no sería posible sin los trabajadores y voluntarios .

En el programa de acogida, se atendió a 1.477 personas, de las que un 80% eran familias y el 56% de ellos, españoles. Casi el 60% tienen entre 30 y 50 años y cuentan con hijos a su cargo. Se realizaron 3.200 apoyos por valor de 265.000 euros.

En el programa promocional participaron 293 personas. 93 fueron mujeres inmigrantes y gitanas, 55 hombres inmigrantes y 145 niños y niñas de 0 a 12 años. Se concedieron ayudas a 147 personas por valor de 97.000 euros.

Del programa de inserción laboral se beneficiaron 658 participantes. Participaron 93 en acciones formativas y en talleres ocupacionales, 510 en intermediación laboral, 16 en contratos de inserción y 7 en Carinsertas. Se facilitaron 287 relaciones laborales a 143 personas, dentro y fuera de Cáritas.

Casi 1.000 personas se beneficiaron del Programa de Personas sin hogar, de las que el 94% fueron hombres y el 63% españoles. Además, 48 personas pasaron por las 6 viviendas de acogida y las 3 de mediación. El valor total de las becas entregadas en el taller de Restaura suma 39.000 euros. En el Centro de Día se contabilizaron 9.000 usos, y el 32% de las personas que han pasado por este local no estaban alojadas en el albergue.

En cuanto al programa de Coooperación Internacional se invirtieron 35.000 euros con los que se han apoyado proyectos de mujeres productoras agrícolas y de la red parroquial de Cáritas Senegal, además de emergencias en Nepal y Siria.

Cáritas Diocesana Huesca se ha beneficiado de la colaboración desinteresada de 530 personas voluntarias, de las que 200 están en las parroquias y 330 ayudan en la gestión de los proyectos. Por su parte, el Programa de Animación Comunitaria ha realizado 160 acciones de formación y 60 de sensibilización.

Comentarios